| 10/4/2007 12:00:00 AM

Medida de EEUU alivia a tabacaleros hondureños

Beneficia asimismo a Nicaragua, República Dominicana y Ecuador, los principales exportadores de puros finos a Estados Unidos.

Tegucigalpa_ El veto del presidente George W. Bush a un proyecto de ley que aumentaba los impuestos para mejorar el seguro de salud a los niños de Estados Unidos, favoreció a más de 25.000 personas que habrían perdido sus empleos en la industria tabacalera de Honduras.

"Estamos alegres porque dependemos de nuestras exportaciones al mercado estadounidense", dijo el jueves en rueda de prensa el dirigente de la Asociación de Tabacaleros, Rafael Castillo.

"La medida de Bush, dada a conocer el miércoles, trae un alivio a la industria nacional y evita el cierre seguro de nuestras empresas", añadió.

Beneficia asimismo a Nicaragua, República Dominicana y Ecuador, los principales exportadores de puros finos a Estados Unidos.

La iniciativa de ley establecía impuestos drásticos de 1 y 3 dólares al consumo de cada puro o habano que Honduras envía al mercado de Estados Unidos, cuando su tributo es de apenas 5 centavos por unidad.

Honduras exporta 87 millones de dólares al año en puros a Estados Unidos.

Castilllo sostuvo sin embargo que "el problema es que el Partido Demócrata persiste en su intención de lograr más recursos a costa de la industria tabacalera".

Los demócratas, que controlan el Congreso estadounidense, pretendían obtener con el proyecto de ley más de 35.000 millones de dólares en cinco años para el programa infantil. Los fondos provendrían de aplicar impuestos a los habanos y cigarrillos, de 61 centavos a un dólar por paquete.

Bush había prometido vetar el programa, presentado por los demócratas.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?