| 9/28/2011 10:00:00 AM

Medellín con Plan de Abastecimiento y Distribución de Alimentos

De acuerdo con Martín Darío Arango Serna, docente de la Facultad de Minas y líder del proyecto, en el desarrollo de la propuesta se identificaron dificultades relacionadas con la movilidad de la carga y la poca producción de alimentos en la ciudad y la región.

“Medellín produce apenas el 3% de los alimentos que consume, mientras que el resto del Departamento provee el 26%, es decir, que Antioquia solo logra el 29% de la producción total. Lo que significa que el 71% proviene de otras regiones de Colombia y del exterior”, explicó Arango Serna.  
El académico señaló que “para una canasta familiar balanceada se requiere un campo organizado”. Por ello el grupo de profesionales de la UN en Medellín propuso dos grandes logros soportados en cuatro estrategias, doce programas, 37 proyectos y 27 actividades.

“Los logros están orientados al acceso y la disponibilidad de alimentos. De ellos, hacen parte estrategias que tienen que ver con el montaje de un sistema de monitoreo y seguimiento a la soberanía y seguridad alimentaria y un trabajo conjunto con los productores de la región, las empresas comercializadoras y transformadoras y los consumidores”, explicó Rodrigo Toro, director (e) de la Secretaría de Planeación Municipal, entidad interventora del proyecto. 

El funcionario resaltó que en esta iniciativa “todos tenemos un margen de responsabilidad”. Esto implica la participación de los entes gubernamentales como orientadores de la distribución y abastecimiento de los alimentos, los transportadores en el traslado adecuado de los productos y los consumidores en el chequeo permanente de lo que consumen. 

Para Dalia Monsalve, directora técnica de Seguridad Alimentaria y Nutricional del Municipio de Medellín, el Padam es una herramienta vital para la ciudad, porque permite saber qué alimentos ingresan, de dónde provienen, en qué cantidad, con qué periodicidad, en qué condiciones, qué consume la gente, qué tipo de alimentos requiere la población y cuáles son las prácticas y hábitos alimenticios de los medellinenses.  
“Con este instrumento podemos planificar e identificar las necesidades de la ciudad”, precisó Monsalve, agregando que en el perfil alimentario y nutricional de esta urbe, realizado en 2010, se encontró que el 58.6% de las familias del Municipio padecen inseguridad respecto al tema.

“Tenemos que promover una alianza con el Departamento, para conocer dónde se producen los principales alimentos y cómo podemos gestionar que estos ingresen directamente a la ciudad, suprimiendo la figura de intermediarios”, explicó Monsalve. 


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?