| 10/22/2013 3:53:00 PM

Mazda, 30 años en Colombia

En sus 30 años Mazda mira con satisfacción hacia el futuro gracias a la construcción de una fuerte relación con sus seguidores, a la presencia en el país con vehículos de última generación y a los más recientes avances en ingeniería automotriz.

Mazda es reconocida como una de las marcas de automóviles de mayor prestigio e innovación tecnológica en el mercado nacional. Este reconocimiento es el resultado de un trabajo continuo y responsable que, a lo largo de estos 30 años, ha mantenido un grupo de ingenieros y profesionales colombianos liderados por su casa matriz nipona, haciendo posible la presencia en el país de modernos vehículos llenos de detalles.

En el mercado local Mazda se asocia con grandes aportes a la industria automotriz y después de 30 años, continua desafiando lo convencional ofreciendo tecnologías de última generación y amigables con el ambiente, siempre en la búsqueda de entregar el “auténtico placer de conducir” a sus usuarios.

Usuarios que saben que su inversión, al comprar un modelo Mazda, es una inversión segura, respaldada por una sólida filosofía de atención al cliente que le ha significado a la marca importantes reconocimientos por su seriedad y eficacia. Mazda posee hoy una de las tasas de suministro y disponibilidad inmediata de repuestos genuinos Mazda más altas del mercado colombiano - superior al 96% en muchos casos-. Esto ha sido posible gracias a una red compuesta por 36 salas de ventas de vehículos, 40 talleres de servicio y 6 almacenes de repuestos en 23 ciudades de todo el país, articulada en una estructura que cuenta con 185 técnicos certificados por Mazda, 60 asesores de servicio y 94 expertos de repuestos, todos capacitados por la marca, quienes han logrado un nivel de lealtad superior al 95% de acuerdo con las encuestas realizadas con los mismos clientes.



¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?