| 12/2/2008 12:00:00 AM

Mayoría economistas aún ven rebaja BCE de medio punto

LONDRES- Los economistas aún estiman que el Banco Central Europeo recortará las tasas de interés en sólo 50 puntos básicos el jueves, a pesar de la seguidilla de pobres datos económicos y una pronunciada desaceleración en la inflación.

La previsión de los expertos contrasta con las apuestas de los mercados financieros, que muestran una posibilidad de un recorte de 75 puntos básicos en las tasas de interés de la zona euro.

Pero la mayoría de los grandes bancos que habían pronosticado anteriormente un recorte de medio punto se mantuvieron firmes en sus proyecciones al ser consultados nuevamente.

La tasa del BCE se encuentra en 3,25 por ciento.

La mayoría considera que el BCE tendrá un rumbo más gradual con respecto al recorte de tasas que otros bancos centrales, y sólo dos de los 15 economistas consultados dijeron que ahora estiman una rebaja más amplia.

Un sondeo de Reuters realizado la semana pasada indicó que 24 de los 81 economistas sondeados pronosticaban un recorte de 75 puntos básicos o más. La mayoría consideraba que el BCE recortará las tasas en sólo 50 puntos básicos.

La ausencia de cambios en las proyecciones se produjo a pesar de que el banco central de Australia recortó las tasas el martes en 100 puntos básicos, una medida que posiblemente habría de ser seguida por el Banco de Inglaterra cuando se reúna el jueves.

"Recortes mayores a 50 puntos básicos son garantizados. Hay suficientes razones por las cuales el BCE debería moverse más, pero la retórica del banco durante las últimas semanas ha sido en contra de adoptar medidas más amplias", dijo Jacques Cailloux, economista en jefe de RBS.

El BCE probablemente quiera conservar más municiones para poder recortar aún más las tasas en los próximos meses de ser necesario, y posiblemente no desee sorprender a los mercados tomando una inesperada gran medida, indicó Cailloux.

El BCE podría proponer otras medidas para impulsar la liquidez de los mercados.

Un panorama mucho más abrumador de la economía de la zona euro emergió esta semana. Un índice clave del sector manufacturero se desplomó a un nuevo mínimo en noviembre y los economistas estiman que los datos del miércoles habrán de confirmar que el sector servicios también quedó atrapado en la crisis financiera.

Además, la inflación anual se ha desacelerado sustancialmente desde su máximo de 4,0 por ciento registrado en el verano europeo, para tocar un 2,1 por ciento en noviembre, apenas por encima del objetivo del BCE.

Sin embargo, unos pocos bancos realizaron cambios de último momento a sus pronósticos, incluyendo a JP Morgan, quien estima ahora un recorte de 75 puntos básicos.

"Ya habíamos estimado que la tasa del BCE alcance un 1 por ciento el próximo verano (europeo)", escribieron en un reporte analistas de JP Morgan.

"Estamos dejando a ese nivel sin cambios, pero acelerando la trayectoria -ahora esperamos un recorte de 75 puntos básicos y la tasa del 1 por ciento será alcanzada durante la próxima primavera (europea)", agregó el reporte.

La economía de la zona euro se encuentra ya en recesión y el BCE actualizará sus propios pronósticos del PIB e inflación esta semana. 

(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?