| 9/29/2010 9:40:00 AM

Mayor desigualdad y menos matrimonios por recesión en E.U.

La recesión parece estar golpeando a los estadounidenses en el corazón y el bolsillo: la cifra de matrimonios es la menor de la historia, las solicitudes de cupones de despensa subieron hasta fijar un récord y la brecha entre ricos y pobres se ha ampliado a niveles sin precedentes.

Washington.- Técnicamente, la larga recesión terminó a mediados del 2009, según los economistas, pero cifras del censo federal divulgadas el martes muestran las dolorosas consecuencias que aún persisten. La encuesta anual abarca todo el año pasado, cuando el desempleo subió vertiginosamente al 10% y persiste casi al mismo nivel, en 9,6%.

Las cifras también muestran que, en promedio, los estadounidenses pasan aproximadamente 36% menos minutos en la oficina cada semana, y han estado atorados en el tráfico un poco menos que antes. Pero éstas tampoco son buenas noticias, ya que la razón principal que las genera es que la gente ha perdido el empleo o apenas logra ganarse la vida con un trabajo de medio tiempo.

"Millones de personas están atoradas en su casa porque no pueden encontrar un empleo. La pobreza se incrementó en la mayoría de los estados, y los niños han sido golpeados con especial dureza", dijo Mark Mather, vicepresidente asociado de la Oficina de Referencias Demográficas, un organismo sin fines de lucro.

"Los indicadores económicos dicen que estamos en recuperación, pero el impacto sobre las familias y niños continuará durante años", señaló.

Tomemos el matrimonio como ejemplo.

En Estados Unidos, la cifra de matrimonios disminuyó en el 2009 a un récord en baja, con sólo el 52% de los adultos de 18 años y mayores diciendo que estaban casados, en comparación con 57% en el 2000, con un incremento agudo en el número de personas solteras en ciudades de la región central y del suroeste del país, incluidas Cleveland, Phoenix, Los Angeles y Albuquerque, Nuevo México. Fue la primera ocasión en que la cifra de adultos jóvenes solteros —de 25 a 34 años— superó a la de casados.

El número de matrimonios ha estado disminuyendo desde hace años debido al incremento de divorcios, a que más parejas viven juntas sin estar casadas y al incremento de oportunidades de trabajo para las mujeres. Pero los sociólogos señalan que ahora la gente joven elige cada vez más retrasar el matrimonio porque pasa apuros para conseguir empleo y se resiste a adoptar compromisos a largo plazo.

En términos de dólares, los ricos se siguen volviendo más ricos y los pobres están quedándose aún más atrás ante ellos.

La diferencia en ingreso entre los estadounidense más acaudalados y los más pobres creció el año pasado a su margen más amplio de la historia, una división sombría en momentos en que demócratas y republicanos discuten si se amplían los recortes fiscales a los ricos autorizados durante el gobierno del presidente George W. Bush.

El 20% de los estadounidenses con mayores ingresos —quienes ganan más de US$100.000 anuales— recibieron 49,4% de todas las ganancias generadas en Estados Unidos, en comparación con el 3,4% obtenido por el 20% con menores ingresos, aquellos que cayeron debajo de la línea de pobreza, según las nuevas cifras.

Esa proporción de 14,5 a 1 representó un incremento en comparación con el 13,6 en 2008, y de casi el doble con el nivel más bajo de 7,69 en 1968.

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?