| 8/29/2007 12:00:00 AM

Mauricio González Cuervo, nuevo magistrado de la Corte Constitucional

El abogado Mauricio González Cuervo fue elegido este martes por la plenaria del Senado de la República como nuevo magistrado de la Corte Constitucional, en reemplazo de Álvaro Tafur, quien deja el cargo tras cumplir su período.

González obtuvo 67 votos de un total de 91 sufragios, en tanto que Beatriz María Arango y Mauricio Velásquez Hernández -los otros dos integrantes de la terna enviada por el presidente Álvaro Uribe- obtuvieron 7 y 3 votos respectivamente. Hubo 10 votos en blanco y 4 nulos.

El nuevo magistrado es abogado de la Universidad del Rosario, tiene un posgrado en Economía de la Universidad de Los Andes y cuenta con una amplia experiencia como docente en temas como ‘Historia Constitucional de Colombia’, derecho procesal penal, derecho constitucional comparado y política colombiana.

Se ha desempeñado como Secretario Jurídico de la Presidencia, Director de la Corporación Excelencia en la Justicia, Viceministro del Interior (2000-2001) y Viceministro de Justicia (1998-2000).

Al aceptar su elección como nuevo magistrado de la Corte Constitucional, González expresó su reconocimiento por la confianza brindada por el Senado “y por la responsabilidad de contribuir a la guarda de la Constitución Política de Colombia que me ha confiado”.

“Considerando que la Constitución Política de Colombia es ante todo un gran pacto por la democracia, por los derechos, por la prevalencia de las instituciones legítimamente constituidas y por la paz de Colombia, manifiesto que acepto la designación que honrosamente ustedes me han hecho”, dijo el nuevo magistrado tras conocer su elección.

Agregó que entendía estos resultados como “un mandato por parte de las fuerzas políticas que apoyan al Gobierno y también de fuerzas de la oposición”.

SNE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?