| 12/9/2008 12:00:00 AM

Materias primas blandas cierran dispares

LONDRES  - Los mercados de materias primas blandas cerraron dispares el martes, consolidándose luego del avance del lunes, dijeron operadores.

La debilidad del mercado de petróleo y la fortaleza del dólar limitaron los precios, agregaron.

"Si los precios del crudo continúan cayendo, al azúcar le costará subir", dijo David Sadler, un operador senior de futuros.

Los precios del petróleo cayeron un 25 por ciento la semana pasada, la baja semanal más fuerte en 18 años, y bajaron nuevamente el martes después de que el Gobierno estadounidense predijo que el consumo mundial de crudo disminuiría este año y el próximo.

El azúcar sin refinar en la ICE cerró con una baja de 0,03 centavos, a 11,22 centavos la libra, tras dispararse más de un 6 por ciento el lunes.

El azúcar blanca para marzo en Londres subió 1 dólar, a 308,20 dólares la tonelada.

Los futuros de café también subieron, con el robusta para marzo finalizando la sesión con un alza de 10 dólares, a 1.649 dólares la tonelada.

Operadores dijeron que ventas de origen mantenían a la baja a los precios pese al fuerte avance del lunes.

Los futuros de café arábigo para marzo en la ICE subieron 0,35 centavos, a 1,0985 dólares.

En tanto, el cacao operó en baja debido a que los mercados retrocedieron ligeramente tras trepar con fuerza el lunes.

Según operadores el mercado era apuntalado, sin embargo, por los lentos arribos de cacao a los puertos de Costa de Marfil, el mayor productor mundial.

"Es probable que el mercado siga estable. Sobre una base técnica luce bastante alentador", dijo un operador.

El cacao para marzo en Londres cerró con una baja de 2 libras esterlinas a 1.556 libras esterlinas por tonelada, mientras que el cacao para marzo en la ICE terminó con una caída de 32 dólares a 2.257 dólares por tonelada.

(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?