| 10/31/2006 12:00:00 AM

Más empleo derivó en menos pobreza en Costa Rica

Elizabeth Solano, coordinadora del estudio, detalló que el porcentaje de hogares en la pobreza pasó de 21,2% en el 2005 a 20,2% en el 2006, mientras la extrema pobreza pasó de 5,6% el año pasado a 5,3% este año. No obstante, la pobreza se mantiene en mayor proporción en zonas rurales con 23%, en comparación con en las urbanas con 18,3%.

San José.- Los índices de pobreza en Costa Rica disminuyeron entre julio 2005 y julio 2006 gracias a la incorporación de más personas a la fuerza laboral, resaltaron el martes los investigadores del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Inec) sobre los resultados de la última encuesta de hogares.

Solano indicó que la "leve mejoría" fue resultado del aumento en las personas ocupadas, ya que en el periodo analizado consiguieron trabajo unas 43.000 personas (2,3%). En total, la fuerza laboral está compuesta por 1,9 millones de personas, de las cuales 1,8 millones tienen trabajo, el 85,5% en el sector privado y un 14,5% en el público. Otras 116.027 personas se encuentran desocupadas.

A pesar de esa cantidad, la tasa de desempleo cayó de 6,6% en el 2005 a 6% en el 2006, ya que la población cesante disminuyó en sólo 10.138 personas. La investigadora resaltó que las mujeres siguen con su tendencia a incorporarse cada vez más al mercado laboral para un total de 657.306 que trabajan y con una tasa de crecimiento del 5,5%, en tanto la tasa para hombres fue de 1,6%.

Otros datos señalan que el ingreso promedio mensual subió un 2,4% en términos reales respecto al 2005 para ubicarse en 203.201 colones (unos 395 dólares), pero Solano explicó que no ocurrió igual para todas las categorías ocupacionales, pues mientras para los patrones aumentó en 35%, para los asalariados fue un 15%.

A eso se agrega que el sector de población con salarios menores concentra apenas el 4,9% de los ingresos, en tanto el 48,5% de los ingresos queda en manos de las familias que más ganan. El presidente del Inec, Víctor Hugo Céspedes, destacó que eso refleja "un fenómeno desfavorable" y que, por otro, lado los datos apuntan a una reversión en la reducción en la desigualdad de la distribución del ingreso, pues "hubo un aumento en esa desigualdad".

El estudio del Inec fue realizado del 10 de julio al 9 de agosto con una muestra de 14.214 hogares. No informó sobre margen de error. Mientras se divulgaba la encuesta, al otro lado de la capital unas 68 familias pobres eran desalojadas de forma pacífica del asentamiento ilegal de "La Esperanza", pues por ese sector pasará una nueva carretera.
Entre ellos, el nicaragüense de 31 años, Marco Sánchez, lamentaba su situación, pues a pesar de una ayuda que el gobierno otorgó por unos 146 dólares para alquileres a cada familia, dijo que era insuficiente para encontrar un lugar para él, su esposa y sus cuatro hijos.

Sánchez es operario en una maquila de pantalones vaqueros y su salario no alcanza para cubrir todas sus necesidades. Su perfil coincide con el sector de ocupados de menos ingresos, quienes según la encuesta del Inec, se caracterizan por tener más de cuatro miembros por hogar, donde solo una de las personas trabaja y el ingreso mensual apenas ronda los 172 dólares.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?