| 1/4/2010 2:40:00 PM

Más de 93 mil familias se beneficiaron con seguridad alimentaria en 2009

Estos hogares, con ayuda de la Agencia Presidencial Acción Social, sembraron en sus huertas caseras, cosecharon maíz y fríjol, y aprendieron a preparar platos nutritivos. Recursos por el orden de los $25.868 millones se invirtieron en esta iniciativa.

Bogotá, - Durante el 2009, un total de 93.457 familias campesinas, urbanas e indígenas de todo el país, a través de 70 proyectos, se beneficiaron con el programa Red de Seguridad Alimentaria (Resa) que impulsa la Agencia Presidencial Acción Social, el cual busca garantizar el autoconsumo de alimentos.

Estos hogares sembraron en sus huertas caseras, cosecharon maíz y fríjol, aprendieron a preparar platos nutritivos y rescataron las tradiciones culinarias que estaban olvidadas.

Para cumplir con este propósito se invirtieron recursos por $25.868 millones, de los cuales Acción Social invirtió $18.249 millones; es decir, el 70,5 %.

El programa Resa tuvo un mayor énfasis en zonas críticas del país, como las de la estrategia Territorios Étnicos Productivos (esfuerzo conjunto de los gobiernos de Colombia y Estados Unidos orientado a las poblaciones afrocolombianas e indígenas en Cauca, Nariño y Buenaventura); apoyó casos de retornos y desarrolló proyectos en regiones que han sido afectadas por el narcotráfico.

En la línea Resa Rural se llevaron a cabo 32 proyectos en los que trabajaron 28.997 grupos familiares, que al sembrar en sus huertas para el autoconsumo ayudaron a la economía del hogar.

Por otra parte, Resa Urbano desarrolló 11 iniciativas para beneficiar a 29.368 familias. En Riohacha (La Guajira), por ejemplo, el barrio El Divi-Divi fue uno de los lugares donde las huertas caseras se pusieron en práctica, a pesar de la falta de agua de la zona, y en la que sus propietarios siguieron cultivando una vez concluyó el programa.

El maíz y el fríjol llegaron a los campos de 26.921 familias colombianas a través de 20 proyectos Resa. Los resultados en esta línea se vieron en las ferias agroalimentarias, espacios donde los beneficiarios compartieron los conocimientos adquiridos.

Las recetas, los saberes y los sabores de los antepasados tuvieron su espacio en Culinaria Nativa (Cuna), que por medio de 7 proyectos logró que 8.172 familias rescataran las tradiciones gastronómicas de sus regiones.

A través de Resa, el Gobierno Nacional busca estimular la permanencia en el campo de la población en riesgo de desplazamiento, y permitir el retorno de la población desplazada a sus tierras, recobrando su capacidad productiva.

 


(SP).

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?