| 9/14/2007 12:00:00 AM

Más de 65.000 toneladas de malezas se han extraído de Porce II

Su principal causa reside en el alto grado de contaminación del río Porce y de los ríos que lo forman (Grande y Medellín), por la gran cantidad de vertimientos de aguas residuales domésticas e industriales que reciben estas fuentes.

Medellín_  Una difícil situación ambiental afronta hoy el embalse Porce II, en el nordeste antioqueño, debido a la alta reproducción del llamado “buchón de agua”, un tipo de maleza acuática de rápida propagación, que ha invadido más de 80 hectáreas de embalse. Para controlar la agresiva expansión de la planta, Empresas Públicas de Medellín E. S. P. ha extraído de sus aguas más de 65 mil 700 toneladas de este tipo de material vegetal en el curso de este año.

Expertos de la entidad señalaron que el problema del “buchón de agua” no es exclusivo de Empresas Públicas de Medellín E. S. P., sino que se trata de un problema de orden mundial. En el caso nuestro, su principal causa reside en el alto grado de contaminación del río Porce y de los ríos que lo forman -Grande y Medellín-, por la gran cantidad de vertimientos de aguas residuales domésticas e industriales que reciben estas fuentes.

De ahí la importancia de contar con el apoyo de las administraciones municipales y de las autoridades ambientales de las regiones involucradas en esta problemática, como el Área Metropolitana del Valle de Aburrá, Corantioquia y la Secretaría del Medio Ambiente del municipio de Medellín.

Aunque el convenio suscrito hace unos meses entre EE.PP.M. E. S. P. y Corantioquia propiciará un trabajo conjunto en el tema, es necesaria la participación de otras entidades que también son parte interesada, para darle un manejo sostenible al problema de las malezas acuáticas en el embalse Porce II.

Controlar la expansión del “buchón de agua” demanda grandes inversiones, y por eso a nivel mundial se le conoce como “la planta del millón de dólares”. Para dar una idea de la dimensión de esta problemática ambiental, basta decir que cada año Estados Unidos invierte cerca de US$600 millones en sus programas de control.

Afecta la supervivencia
El “buchón de agua”, también conocido como “jacinto de agua”, es una especie de difícil erradicación, que se multiplica fácilmente en aguas quietas como lagos y embalses, poniendo en riesgo la generación de energía por su alto impacto sobre las máquinas.

Por su bella apariencia, caracterizada por una flor vistosa y llamativa, algunos la catalogan como ornamental y por eso evitan eliminarla. Inclusive, en Antioquia su flor se vende comercialmente como “orquídea acuática”, por su gran parecido con las orquídeas.

En ecosistemas acuáticos como los embalses, el “buchón de agua” impide el paso de la luz solar y del oxígeno, afectando la supervivencia de los seres vivos que habitan en el agua, como peces, algas y animales microscópicos conocidos con el nombre de fitoplancton y zooplancton. Por la dificultad para absorber el oxígeno, los procesos de descomposición en el agua se vuelven anóxicos, es decir sin presencia de oxígeno, generando gases con olores muy desagradables.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?