| 1/5/2011 12:50:00 PM

Más de 300.000 colombianos se han beneficiado con seguridad alimentaria en el último año

La Red de Seguridad Alimentaria (Resa) de la Agencia Presidencial Acción Social, atendió durante 2010 a 66.280 familias. El programa ha desarrollado alianzas para transmitir sus experiencias a países como Argentina, Brasil, Chile, Cuba, Guatemala y México.

Bogotá.- Zanahorias, cebollines, tomates, remolachas y lechugas que producen hoy las huertas de miles de hogares colombianos, sirven para mitigar el hambre y ofrecer alternativas de seguridad alimentaria a cerca de 300.000 personas (66.280 familias), que durante 2010 recibieron el apoyo de Acción Social a través de la Red de Seguridad Alimentaria (Resa).

Éste es sólo uno de los logros de Resa durante 2010, año en el que también se destacaron el proyecto Culinaria Nativa (Cuna), en las zonas urbanas de Cartagena, Bucaramanga y Soacha; Resa Urbano en San José del Guaviare y Resa Rural en el municipio de Pauna (Boyacá).

De esta manera se atendieron alrededor de 13.600 familias a través de 5 proyectos, por valor de 2.704 millones de pesos. Las familias priorizadas en estos proyectos corresponden a la Red Juntos para la superación de la pobreza.

El maíz y el fríjol crecen ahora en tierras donde antes de Resa se había descartado su cultivo. Con tecnificación y apoyo es posible combinar tortas de plátano, dulce de fríjol, jugo de pescado y lenteja, y otras curiosas recetas que hoy en día forman parte del menú de las familias colombianas.

Los sabores y colores de la culinaria nativa en Colombia son, gracias a Cuna, cada vez más ricos y vistosos, y las ferias que se han desarrollado en el país son el testimonio de cómo al recuperar la cocina tradicional colombiana se contribuye también con el problema del hambre.

De otra parte, Resa llegó a 6.100 familias indígenas a través de 9 proyectos en los departamentos del Cesar (Etnias Yukpa, Kogui, Wiwa y Arhuaco), Cauca (Nasa), Córdoba (Embera Katio y Zenú), Vaupés (Cubeos, Desanos, Guananos, Carapanos, Curripacos, Piratapuyo y Yuriti) y Amazonas (Tikuna, Cocama y Yagua).

Teniendo en cuenta la importancia que tiene para Acción Social trabajar con grupos étnicos, Resa logró atender alrededor de 5.900 familias afrocolombianas a través de cuatro proyectos en Valle del Cauca (Buenaventura), Antioquia (Turbo), Cauca Pacífico y Nariño (Barbacoas, Olaya Herrera y Ricaurte).

Lo hecho en 2010, también tuvo la cofinanciación de 15 departamentos y gobiernos locales, así como de corporaciones autónomas regionales, organizaciones indígenas y gremios, que aportaron en conjunto el 75 por ciento de la totalidad de los recursos.

Asimismo, Resa ha desarrollado alianzas con países como Argentina, Brasil, Chile, Cuba, Guatemala y México, con el fin de compartir experiencias en torno a la seguridad alimentaria y nutricional, con lo que se conoce como Cooperación Sur-Sur.

Es así como en 2010 y en atención al proceso de mejora continua que vive el programa, se realizaron intercambios de experiencias con Argentina, contribuyendo a la herramienta de Benchmarking usada por el proceso.

PRESIDENCIA

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?