| 1/26/2010 2:45:00 PM

Más de 2.000 varados en Macchu Picchu por lluvias, 5 muertos

Una joven argentina de 20 años, identificada como Lucila Ramballo, y un guía peruano de excursión murieron al ser aplastados por un deslizamiento que cayó sobre las carpas donde pernoctaban en el conocido Camino Inca que conduce a la famosa ciudadela de Machu Picchu.

Lima.- Pueblos inundados, puentes destruidos, casas desplomadas y cientos de turistas varados en Machu Picchu dominaban el martes el panorama en la región del Cusco, azotada por torrenciales lluvias que han provocado desbordes y aludes que mataron a por lo menos cinco personas, entre ellos una turista argentina. 

También un hombre murió al caerse su precaria casa en las afueras de la ciudad del Cusco, señaló. Estas víctimas se suman a una mujer y una bebé que fallecieron el fin de semana por un alud que cayó en una zona pobre en los alrededores de la ciudad. Mientras tanto, casi 2.000 turistas que quedaron varados desde el domingo en Machu Picchu Pueblo o Aguas Calientes pugnaban el martes por ser evacuados en helicópteros que el gobierno envió para rescatarlos.

El lunes solo un helicóptero arribó y evacuó a unos 60 turistas hasta la localidad de Ollantaytambo para que de allí continúen su viaje por tierra de retorno a la ciudad del Cusco, a 570 kilómetros al sudeste de Lima. Alrededor del mediodía del martes aterrizó en el poblado un helicóptero de la Policía Nacional reanudándose las tareas de evacuación de turistas, informó la empresa ferroviaria PeruRail. El aumento del caudal del río Urubamba por las fuertes lluvias que se desataron el sábado, socavó el terraplén donde se asienta la vía férrea por lo que el servicio de trenes de Cusco a Machu Picchu debió ser suspendido desde el domingo.

El tren es el único medio de transporte para llegar de Cusco a Aguas Calientes, un pueblo de tránsito de los turistas que acuden a visitar Machu Picchu, el principal atractivo turístico de Perú. "En las próximas horas se espera la llegada a Cusco de los cuatro helicópteros de las Fuerzas Armadas, así como los cuatro de la DEA (agencia antidrogas estadounidense) proporcionados por la embajada de Estados Unidos para el desarrollo del puente aéreo", indicó PerúRail en un comunicado.

Además la compañía dijo que ha rentado un helicóptero, al igual que la empresa Orient Express alquiló otro, para ayudar en las labores. El vocero del Departamento de Estado del gobierno estadounidense P.J. Crowley dijo que unos 400 ciudadanos estadounidenses estaban atrapados en la zona y que la embajada estadounidense había movilizado a personal desde Lima para apoyar en las tareas de evacuación.

"Ha habido un contínuo mal tiempo, y obviamente hay un número limitado de helicópteros", declaró Crowley en Washington. La embajada de Argentina en Lima informó por su parte que el número de visitantes argentinos varados ascendía a unos 700, mientras la sede diplomática de Chile dijo que tenía reporte de 309 chilenos buscando salir de Aguas Calientes. La embajada uruguaya también informó que habían 30 uruguayos atrapados en la zona.

Algunos de los turistas varados que no pudieron solventar estadías de hotel tuvieron que pasar la noche en carpas de la Defensa Nacional del gobierno regional del Cusco, dijo el martes Rubén Baldeón, vocero de la municipalidad de Machu Picchu Pueblo. "Están molestos, están preocupados y algunos están desesperados porque hasta ahora no se tiende el puente aéreo", dijo Baldeón vía telefónica a la AP el martes temprano.

El jefe del gabinete Javier Velásquez llegó el martes a Cusco, acompañado de otros ministros, para evaluar la situación. Dijo que en las próximas 48 horas se esperaba solucionar totalmente el problema de evacuación. "Ojalá que el tema del clima no nos impida evacuar a toda esa gente", comentó Velásquez en Cusco.

El gobierno dispuso el estado de emergencia por 60 días en diversas provincias del Cusco y de la región Apurímac, lo que hace posible que los gobiernos regionales utilicen los recursos generados por el canon minero para hacer frente a las emergencias. Defensa Civil informó que en toda la región del Cusco 1.175 personas se encuentran damnificadas, y que otras 3.440 fueron afectadas por los eventos del fin de semana. Asimismo, señaló que 237 viviendas quedaron destruidas, y 680 fueron afectadas.

El presidente del gobierno regional de Cusco, Hugo Gonzales, dijo que dos puentes colapsaron por las crecidas de los ríos. Se trata del puente de Pisac, que comunica con el denominado Valle Sagrado de los Incas donde se ubican los sitios arqueológicos, y el puente de Petroperú que da acceso a los depósitos de la empresa petrolera estatal. Gonzales estimó que las pérdidas en agricultura educación, vivienda y transportes ascienden a 500 millones de soles, unos 172 millones de dólares.

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?