| 7/6/2011 2:40:00 PM

Martelly designa a un jurista como primer ministro y parte a España

El presidente de Haití, Michel Martelly, designó como primer ministro al extitular de Justicia Bernard Gousse, quien deberá ser ratificado por el Parlamento, dominado por la opositora plataforma política Inité, que lidera el anterior jefe de Estado René Préval.

"Voy a dejar el país, pero dejo a un primer ministro designado, que es Bernard Gousse", dijo Martelly en el aeropuerto de Puerto Príncipe antes de abandonar el país con destino a España, donde se reunirá con el rey Juan Carlos y el jefe del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, para estrechar la cooperación.

Martelly tenía en agenda visitar además Francia y Bélgica, pero el proceso de validación legislativa de la designación de Bernard Gousse como primer ministro, le obligó a cancelar su visita a estos dos últimos países, por lo que regresará a Haití el domingo, según confirmó en su declaración en la terminal aérea.

El presidente, quien tomó posesión el 14 de mayo pasado, cuando relevó a Préval, propuso a Gousse para ocupar el cargo después de que el Parlamento rechazara el 21 de junio a su primer candidato, el empresario y economista Daniel Rouzier.

El designado primer ministro es un doctor en derecho que ocupó la cartera de Justicia durante el Gobierno de transición de Gerard Latortue (2004-2006), designado tras la revuelta armada que sacó del poder a Jean-Bertrand Aristide.

Martelly definió hoy a Gousse como "un señor correcto, que sabe trabajar y que va a establecer el orden y la disciplina".

Antes de que el gobernante oficializara la candidatura de Gousse, varios legisladores expresaron su rechazo a esta propuesta, con el argumento de que durante la gestión de éste en el Ministerio de Justicia se cometieron violaciones de los derechos humanos.

Romial Smith, presidente de la comisión de colectividades territoriales de la Cámara de Diputados, calificó de "provocación" la designación del extitular de Justicia.

El diputado aseguró en declaraciones a Efe que dicha candidatura será rechazada "por la mayoría" de sus colegas.

Sobre esta posibilidad, Martelly dijo que no renunciará a sus derechos constitucionales.

La carta magna del país establece que en caso de que el gobernante no tenga mayoría en el Parlamento, como sucede con Martelly, tiene que designar un primer ministro "en consulta con los presidentes de las dos cámaras" legislativas.

No obstante, el jefe de Estado aclaró hoy que "negociación no quiere decir regatear".

La Cámara de Diputados de Haití rechazó el 21 de junio la designación del empresario y economista Daniel Rouzier como primer ministro.

De los 64 diputados presentes, 42 votaron en contra, tres se abstuvieron y 19 lo hicieron a favor de Rouzier, cuya designación había generado reservas en sectores de la cámara baja que cuestionaban su idoneidad para el cargo.

Desde la entrada en vigor de la actual Constitución en 1987 es la primera ocasión en la que un presidente recién investido no logra una mayoría suficiente para legitimar su candidato a primer ministro.

Esto ocurrió porque, pese al triunfo de Martelly en las elecciones presidenciales, los haitianos dieron la mayoría en el Parlamento a Inité.

Ya han surgido voces que advierten de que no es normal que un mes y medio después de la llegada de Martelly al poder no se haya establecido un nuevo Gobierno.

También se señala que los legisladores deben entender la necesidad de que haya un Gobierno para empezar a trabajar y atender dificultades como las consecuencias del devastador terremoto del 12 de enero de 2010, que dejó más de 300.000 muertos, y la epidemia de cólera que afecta el país desde octubre y que se ha cobrado la vida de más de 5.500 personas.

 

(EFE)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?