| 8/17/2010 10:40:00 AM

Manuelita ingresa al Pacto Mundial de las Naciones Unidas

Como parte de su compromiso con el desarrollo sostenible, Manuelita S.A. empresa del Grupo Manuelita que fabrica y comercializa azúcar y etanol, se suscribió al Pacto Mundial de las Naciones Unidas.

Cali.- La incorporación a esta iniciativa de responsabilidad corporativa mundial, tiene por objeto comprometer a las empresas y alinear sus estrategias y operaciones en torno a principios fundamentales en cuatro áreas: Derechos humanos, estándares laborales, medio ambiente y lucha contra la corrupción.

La filosofía de la empresa de asegurar la sostenibilidad de su operación y de las comunidades donde se desarrolla nació con su fundación hace 146 años. Este ha sido un factor clave en la proyección empresarial del Grupo que va más allá del azúcar, y que comprende productos agroindustriales amigables con el medio ambiente como los biocombustibles, en nuevas geografías a nivel nacional e internacional.

“En Manuelita creemos en los principios del Global Compact y por esa razón estamos trabajando para generar progreso y bienestar donde operamos a partir del aprovechamiento sostenible de los recursos naturales y de contribuir al desarrollo de las comunidades donde tiene presencia la empresa”, dijo Adolfo León Vélez, Gerente General de Manuelita S.A.

Sobre el Grupo Manuelita


Manuelita S.A hace parte del Grupo Manuelita, empresa agroindustrial con 146 años de historia y presencia en los sectores de alimentos y energías renovables, que genera más de 7 mil empleos permanentes a través de sus operaciones en Colombia, Perú, Chile y Brasil, produciendo azúcar, alcohol carburante, aceite de palma, biodiesel, camarón de cultivo, espárragos, uva de mesa y mejillones.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?