| 10/30/2006 12:00:00 AM

Lula: victoria es del pueblo de Brasil

Lula, al hablar con la prensa en un hotel de la ciudad donde recibió los resultados que le otorgaron la reelección, también ratificó que su gobierno mantendrá la disciplina fiscal y que desde ahora y hasta diciembre convocará a conversar a todos los partidos políticos, grupos sociales y gremios industriales.

Sao Paulo.- La victoria electoral no fue de un partido ni de una persona, sino del pueblo brasileño, afirmó el domingo el presidente reelecto Luiz Inacio Lula da Silva, quien prometió un segundo gobierno "mucho mejor" y "a 120 kilómetros por hora".

Esas conversaciones serán "para decir: ahora el problema de Brasil es de todos. Yo tengo la presidencia, pero todos las brasileños y brasileñas tienen la responsabilidad de dar su contribución para que Brasil no pierda otra oportunidad", dijo Lula.

El presidente parecía tranquilo, serio y un poco cansado tras una campaña que comenzó informalmente a comienzos de año.

Poco después habló ante unas 5.000 personas que lo vitoreaban en el centro de Sao Paulo. Con voz enronquecida reiteró su promesa de gobernar "para todos los brasileños", pero con énfasis en los pobres, artífices principales de su victoria este domingo.

Destacó que antes ingresaban al Palacio de Planalto sólo los dignatarios de estado y la realeza. "Ahora también entran los hombres de la calle, los indios, los hombres del campo", dijo.

Al hablar con los periodistas, Lula estaba acompañado por sus ministros, dirigentes de su Partido de los Trabajadores (PT) y gobernadores aliados y del PT recién elegidos.

Con una camiseta blanca en la que se leía "La victoria es de Brasil" en letras con los colores verde y amarillo de la bandera brasileña, el mandatario dijo que "Brasil no es mío, soy yo brasileño...(y) la victoria no es de Lula, no es del PT..no es de ningún partido político, es eminentemente de la sabiduría del pueblo brasileño".

"El pueblo sintió que había mejorado y contra eso no hay adversario... el pueblo sintió en la mesa, sintió en el plato(en el que come)...que mejoró su vida", aseguró Lula, y afirmó que la economía de Brasil va a crecer 5% el próximo año. Dijo que esa tasa puede mantenerse para los siguientes períodos.

En el gobierno "continuaremos gobernando a Brasil para todos", dijo entre aplausos de sus ministros y simpatizantes. "Los pobres tendrán preferencia en nuestro gobierno".

Pero, agregó, "tengo conciencia que dimos sólo el primer paso...Tenemos una gran carretera que debe ser construida".

"No tenemos tiempo que perder. Ahora, a trabajar, trabajar y trabajar porque eso es por lo que Brasil votó y como se escucha por las calles 'dejen al hombre trabajar'", dijo Lula, bromeando con la frase usada por su comando de campaña.

Con más experiencia por ya tener cuatro años de gobierno, dijo Lula, ahora "voy a seguir con lupa" la administración. "Una decisión en mi mesa no puede pasar más de 30 días sin ser ejecutada".

Si en el "primer mandato comenzamos a 80 kilómetros por hora porque no conocíamos la pista...en la segunda carrera será a 120 (kilómetros) por hora", aseguró.
 
 
AP
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?