| 2/9/2007 12:00:00 AM

Lula: Siglo XXI no puede ser sólo de China e India

Mientras China e India crecen a tasas por encima de 10% anual, Brasil se mantiene por debajo de 3%.

BRASILIA (AP) _ Brasil tiene las condiciones económicas y debe aprovecharlas para lograr su desarrollo en el siglo XXI, que no puede ser sólo de China e India, afirmó el viernes el presidente Luiz Inacio Lula da Silva.

Lula dijo además que Brasil hará los cambios legales que sean necesarios para ofrecer todas las garantías jurídicas a las inversiones extranjeras en el país, aunque no dio detalles.

"Siempre digo que el siglo XIX fue el siglo de Europa, el siglo XX fue de Estados Unidos y Brasil no puede permitir que el siglo XXI sea apenas de China y de la India, nosotros necesitamos participar de esa tajada y tenemos condiciones para hacerlo", dijo Lula en un discurso en la ciudad de Salvador, capital de Bahía, en la costa este del país.

Entre esas condiciones que favorecen el crecimiento y desarrollo de Brasil, están desde la actual estabilidad económica hasta sus leyes y "haremos todos los cambios que necesiten ser hechos para que podamos dar las garantías jurídicas a las inversiones en Brasil", añadió el presidente en su discurso por la inauguración de una nueva fábrica de la firma suiza Nestlé.

Al acto asistió la ministra de Economía de Suiza, Doris Leuthar, de visita en Brasil, y quien esta semana garantizó el interés de los inversionistas de su país en trabajar en Brasil.

La nueva planta con inversiones de unos 100 millones de reales (unos 47 millones de dólares), es la número 27 de Nestlé en Brasil y producirá inicialmente 50.000 toneladas de galletas, cereales, helados y sopas, indicó un despacho del servicio oficial de noticias Agencia Brasil.

"No existe retorno para Brasil. No existe ninguna posibilidad que Brasil desperdicie esta oportunidad de crecer de forma vigorosa", añadió Lula en su discurso divulgado por la oficina de prensa del palacio de gobierno.

Mientras China e India crecen a tasas por encima de 10% anual, Brasil se mantiene por debajo de 3%.

Con la intención de hacer repuntar ese crecimiento, Lula presentó el pasado 22 de enero un vasto plan de inversiones públicas y privadas, de más de 230.000 millones de dólares en los próximos cuatro años, en obras de infraestructura que van desde carreteras e hidroeléctricas hasta 46 nuevas fábricas de producción de biodiesel, o combustible diesel de origen vegetal como el aceite de palma y mamona, y otras 77 de etanol, o el alcohol combustible derivado de la caña de azúcar.

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?