| 8/9/2010 10:45:00 AM

Lula recibirá a Santos el 1 de septiembre en Brasilia

"Él (Santos) estará en Brasil el 1 de septiembre para hacer una visita de Estado", dijo Lula en su programa semanal de radio.

Río de Janeiro.- El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, anunció hoy que el nuevo gobernante de Colombia, Juan Manuel Santos, efectuará una visita oficial a Brasilia el 1 de septiembre, que aprovechará para reforzar sus esfuerzos por la paz en Suramérica.

"Creo que, de esa forma, estaremos contribuyendo para construir, definitivamente, la paz y la tranquilidad en nuestra querida Suramérica", agregó el gobernante brasileño, que ha manifestado su disposición a servir de mediador en la actual crisis colombo-venezolana y la ruptura de relaciones entre los dos países.

Lula se reunió el viernes con el presidente venezolano, Hugo Chávez; ese mismo día asistió a una cena ofrecida por el entonces presidente colombiano, Álvaro Uribe, y el sábado estuvo presente en la toma de posesión de Juan Manuel Santos.

Tras su encuentro en Caracas con Chávez y con el secretario de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), Néstor Kirchner, con quienes conversó sobre el conflicto entre los países andinos, el propio presidente venezolano dijo que Lula llevaba una misión a Bogotá.

"Lula lleva una misión de la que hemos hablado bastante con el secretario de Unasur", dijo Chávez, quien se dijo optimista por esa misión.

Una semana antes de asistir a la investidura, Lula conversó telefónicamente con el entonces presidente electo de Colombia igualmente para tratar la crisis y manifestarle su disposición a servir como mediador.

La conversación con Santos se produjo un día después de que Uribe cuestionara duramente a Lula en un comunicado por supuestamente haberse referido a la crisis entre Colombia y Venezuela como "un caso de asuntos personales".

 

 

EFE

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?