| 12/7/2006 12:00:00 AM

Lula recibe a Chávez en Brasilia

Chávez fue recibido en el palacio de gobierno de Planalto con honores militares, incluyendo 21 salvas y los himnos nacionales de los dos países, tras subir la rampa de mármol blanco desde la calle y hasta la entrada de la sede de gobierno, donde aguardaba Lula de pie.

Brasilia.- Tras su resonante victoria de reelección, el presidente venezolano Hugo Chávez fue recibido el jueves por su colega brasileño Luiz Inacio Lula da Silva para discutir temas energéticos, entre ellos el plan de construir un gasoducto continental y una refinería en Brasil que procese crudo de Venezuela.

Ninguno de los dos mandatarios formuló declaraciones.

A su llegada el miércoles por la noche a Brasilia, Chávez dijo a los reporteros que discutiría con su colega brasileño programas de integración energética en la región.

También dijo que daba prioridad a sus relaciones con Sudamérica y abogó de nuevo por procesos de integración que pudieran incluir las fuerzas armadas de los países latinoamericanos.

"Hace años que yo había propuesto --y después no se habló más de esto porque no había resonancia--, imagínate el día en que podamos tener una coordinación militar entre la fuerza armada de Venezuela, de Brasil, de Argentina, de Sudamérica, todos, tenemos una gran espacio, para cuidar, la Orinoquia, la Amazonía, la cuenca del Plata, los Andes del sur", dijo Chávez.

Consultado sobre sus relaciones con Washington el mandatario venezolano dijo que no eran prioritarias.

La gira del jefe de estado venezolano incluye visitas a Argentina y Uruguay, países miembros del Mercosur y además asistirá en Cochabamba a la II Cumbre de la Comunidad Sudamericana de Naciones entre el 8 y 9 de diciembre, en la que discutirá con algunos colegas el proyecto de construcción de un gasoducto continental.

Allí Chávez, Lula y el mandatario argentino Néstor Kirchner podrían retomar los planes de construir un gasoducto continental que parta desde Venezuela, pase por Brasil y llegue hasta Argentina, en una tubería de unos 10.000 kilómetros de extensión a un costo al menos 20.000 millones de dólares.

Consultado por los reporteros sobre la posibilidad, planteada por funcionarios brasileños, de construir el gasoducto en tramos, Chávez respondió: "se han dicho muchas cosas".

Pero, agregó. "lo que nosotros estamos decididos es a comenzar lo más pronto posible (la construcción) para garantizar, repito, porque es muy importante, garantizar la energía necesaria para todos este siglo y buena parte del próximo para todos los pueblos de Latinoamérica".

El mandatario dijo también que en Venezuela "estamos dispuestos a iniciar ya la refinación de petróleo ecuatoriano" y que ese era parte de los temas a discutir cuando se encuentre con el presidente electo Rafael Correa, quien llegará a esta capital al final de la jornada y después participará como invitado en la cumbre de Cochabamba.

Chávez explicó que las refinerías venezolanas están a la disposición de Ecuador para procesar los hidrocarburos, puesto que la nación andina carece de la industria necesaria para procesar derivados del petróleo, como la gasolina, lo cual genera erogaciones mayores a ese país.

 
 
AP
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?