| 11/24/2006 12:00:00 AM

Lula quiere que oposición lo deje gobernar

Desde su reelección, en los comicios del 29 de octubre, Lula ha conseguido que grupos como el Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), el más grande del país, y el Partido Trabalhista (Laborista) Brasileño (PTB), entre otros, ratifiquen que seguirán formando parte de la coalición en el gobierno vía el segundo mandato de cuatro años, que comienza el 1 de enero.

Brasilia.- El presidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva no quiere que le hagan oposición a su gobierno, pero a la vez prometió no interferir con los gobiernos de los estados no oficialistas.

"Si alguien quiere hacerme oposición, hágala en la elección del 2010, cuando yo no seré candidato", dijo Lula. "Y si yo tuviera que hacer oposición a algún gobernador (de los estados), también lo dejaré para el 2010. Hasta allá, nuestra función es gobernar este país de la mejor forma", agregó el mandatario en declaraciones difundidas el viernes en el diario O Globo.

Pero los opositores no reaccionaron bien ante la propuesta.

"La oposición tiene la obligación de fiscalizar al gobierno, reclamar por las promesas de campaña" electoral, dijo el diputado Rodrigo Maia, jefe de la bancada del derechista Partido del Frente Liberal (PFL) en la Cámara de Diputados.

En el PFL "no vamos a aceptar ningún encuentro con el presidente Lula", agregó Maia citado en una nota en el sitio de internet del PFL.

Lula, quien aún no define su nuevo gabinete y si incluirá nuevos miembros del PMDB y PTB, entre otros; está impedido constitucionalmente de buscar un tercer mandato porque la norma sólo contempla una posibilidad de ser reelecto.

El sus planes de sellar la coalición, el mandatario consiguió el jueves recibir el respaldo de 16 de los 27 gobernadores del país. Los gobernadores, algunos de la oposición, son claves para la movilización de las bancadas y la aprobación de proyectos en el congreso.

Sin embargo, el mandatario tendrá que seguir lidiando con el PFL, que tiene 18 senadores, y sus aliados del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), con 13. Ambos hacen mayoría en la cámara alta. El presidente ha dicho que quiere dialogar con todos los partidos, incluyendo los opositores, para discutir una serie de proyectos y garantizar su aprobación, pero aún no consigue el consenso dentro de los opositores.

 
 
AP
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?