| 7/25/2006 12:00:00 AM

Lula pide "humildemente" cuatro años más de gobierno

El presidente Luiz Inacio Lula da Silva, al inaugurar su flamante comité central de campaña por la reelección, pidió "humildemente" a los electores concederle cuatro años más de gobierno en las elecciones generales del 1 de octubre.

Pero advirtió a los espectadores que no esperaban que hiciera promesas. "Yo quiero, humildemente, decirle al pueblo...si valió la pena estos primeros cuatro años yo les pido cuatro años más", dijo Lula en un discurso el lunes tarde tras recorrer la sede de su comité de campaña que ocupa tres de los seis pisos de un edificio en el centro de Brasilia.
 
"Tenemos todo para ganar, pero no está ganada. Hay que trabajar" por el triunfo electoral, alertó Lula a unos 3.000 manifestantes que se congregaron frente a una tarima a a las afueras del comité.

En una arenga de unos 35 minutos, Lula dijo que no haría promesas para un eventual segundo mandato y que sólo tenía para mostrar lo conseguido en su gestión, iniciada el 1 de enero del 2003.
 
Veterano en campañas electorales, Lula recurrió a dos temas frecuentes en sus discursos desde hace años: su expediente de hombre sin estudios y oriundo del empobrecido nordeste del país que, dijo, entiende los sufrimientos de los brasileños menos favorecidos, así como los "prejuicios de la elite" que, aseguró, no comprende "cómo es que este nordestino...consiguió controlar la inflación, aumentar las exportaciones y el empleo. Eso los incomoda".
 
Lula aseguró que no estaba dispuesto a dejar el país todo "preparadito" para sus rivales después que su gobierno tuvo que "comerse un hueso" enfrentando un duro ajuste económico en 2003 y consiguió enrumbar la economía del país con los bancos y empresas brasileños obteniendo sus mayores ganancias en décadas. "Ahora que Brasil está preparadito, ¿ellos quieren venir a comerse el filete mignon que nosotros colocamos en la mesa?", se preguntó Lula.
 
"Yo tengo orgullo de mi pasado, tengo orgullo de mi gobierno...podemos discutir de lo que quieran", agregó Lula ante una platea que sin mucho entusiasmo escuchó por casi tres horas, desde el inicio del acto y discursos previos de otros dirigentes, una samba que sirve como tema central de los actos electorales del mandatario y con un estribillo que dice: "Lula de nuevo con la fuerza del pueblo/son millones de Lulas poblando este Brasil/donde el presidente es pueblo/y el pueblo es presidente".
 
Con el favoritismo en las encuestas de opinión, Lula --quien está en su quinta campaña electoral por su Partido de los Trabajadores (PT)--, sin embargo, ha visto en el último mes abrirse las posibilidades de tener que enfrentar un segundo turno con su principal rival, el socialdemócrata, Geraldo Alckmin.
 
 
AP
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?