| 8/11/2006 12:00:00 AM

Lula mantiene favoritismo

Con un repunte de la economía y sin nuevas revelaciones en las denuncias de corrupción, Lula fue recuperando sus niveles de popularidad.

Brasilia
 
Nuevas encuestas revelaron el favoritismo de la candidatura del presidente Luiz Inacio Lula da Silva, quien nervioso cometió varios errores en una entrevista en vivo en una de las principales cadena brasileñas de televisión.

"Estaba un poco nervioso...Fue la primera vez que apareció en un programa de gran audiencia nacional para rendir cuentas sobre cómo eso que fue el último en saber" o enterarse de supuestos actos de corrupción cometidos por miembros de su Partido de los Trabajadores (PT) y aliados, en un escándalo surgido en 2005, dijo en conversación telefónica el politólogo David Fleischer.

Pero "la suerte de Lula es que el electorado parece estar anestesiado. Valoriza otros temas en detrimento de la ética", afirmó Josias de Souza, comentarista político del diario Folha de S. Paulo. En la entrevista habló "aquel presidente de la república ciego que el país conoció el año pasado", agregó de Souza en su "blog" de Folha, el diario de mayor circulación de Brasil.

Desde la residencia oficial, Lula habló el jueves tarde en una entrevista de poco más de 11 minutos con los dos presentadores del noticiero Jornal Nacional, de la cadena Globo.

El Jornal Nacional divulgó antes de la entrevista un sondeo del Instituto Brasileño de Opinión Pública y Estadística (IBOPE) mostrando que Lula tiene 46% de las intenciones de voto, frente al 21% de su más cercano rival, el socialdemócrata Geraldo Alckmin. El sondeo, realizado del 7 al 9 de agosto entre 2.002 personas y con un margen de error de dos puntos porcentuales, fue el tercero que esta semana revela un fortalecimiento de la candidatura de Lula.

Con el ceño fruncido e inquieto Lula, con casi tres décadas de vida política y en su quinta campaña electoral, no comentó el sondeo y tuvo varios lapsus y errores: dijo que su gobierno es uno de los que más ha dado "combate a la ética", dijo que Brasil tiene 17.000 kilómetros de frontera, cuando son 23.000 kilómetros; y al final, al comentar los éxitos económicos de su gestión, dijo que en Brasil "la única cosa que cae es el salario".

El presidente no enmendó que quiso decir "corrupción" en lugar de "ética", pero en una de las pocas ocasiones en que sonrió y se mostró tranquilo, ya al final de la entrevista, sí corrigió inmediatamente para decir que en Brasil lo que "cae es la inflación".

Lula, que busca la reelección en los comicios del 1 de octubre, siempre ha dicho que nunca supo de las supuestas irregularidades denunciadas, entre ellas que directivos del PT pagaron en 2003 y 2004 sobornos mensuales de unos 13.000 dólares a congresistas aliados para garantizar su apoyo en el congreso. El escándalo provocó la salida del PT y del gobierno de cercanos colaboradores de Lula que fueron relacionados a las denuncias.

FUENTE: AP
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?