| 5/3/2007 12:00:00 AM

Lula dice que el mundo se inclinará ante el etanol

El presidente dijo que cuando se de ese sometimiento del mundo a esos combustibles alternativos, "no habrá nadie que pueda competir con Brasil".

Brasilia.- Quienquiera puede criticarlos, pero el uso de los biocombustibles es irreversible y el mundo se inclinará antes ellos, afirmó el jueves el presidente Luiz Inacio Lula da Silva.

"Estoy convencido de que la cuestión del alcohol y el biodiesel es irreversible", dijo Lula en un discurso en la localidad de Uberaba, en el estado de Minas Gerais, al sureste del país.

"Pueden hablar lo que quieran, pero es irreversible. El mundo se va a doblar a los combustibles renovables. Cuando se doble, no va a haber nadie que pueda competir con Brasil", aseguró Lula citado por un despacho del servicio oficial de noticias Agencia Brasil.

El mandatario ratificó que la producción de etanol, que aquí se hace a partir de la caña de azúcar, y de biocombustibles, generados con aceites de mamona y palma, entre otros; no son una amenaza a la producción de alimentos para el consumo de la población.

Con una producción de 16.700 millones de litros anuales, Brasil es el segundo mayor productor mundial de etanol, después de Estados Unidos, donde se elabora con maíz. La mayor parte de esa producción brasileña es para el consumo interno, donde ocho de cada diez autos vendidos en el país son del modelo "flex-fuel" o que pueden usar etanol, gasolina o una combinación de los dos.

En las estaciones de servicio, el etanol vale en Brasil casi la mitad del precio de la gasolina.

Brasil --que firmó en marzo un acuerdo con Estados Unidos para estimular el consumo de etanol en el hemisferio-- ha sido objeto de críticas por parte de Venezuela y Cuba --adversarios políticos de Washington-- por el tema de un aumento de esa producción de etanol y su posible impacto en la superficie de terrenos destinados a la producción de alimentos.

Con Lula a la cabeza, Brasil rechaza tal versión y asegura que el problema del hambre en el mundo no se debe a la falta de alimentos, sino a falta de recursos en los países más pobres.

Además destacan que esos biocombustibles son menos contaminantes que los fósiles, como el petróleo, del cual Venezuela es el octavo productor mundial, teniendo en Estados Unidos uno de sus principales mercados.

El 1 de mayo el diario oficial cubano Granma divulgó una nota del convaleciente presidente Fidel Castro, afirmando que el mundo de lo que necesita era de una "revolución energética" y que aunque nada lo animaba a criticar a Brasil y que "no voy a culpar a Lula y a los brasileños de las leyes objetivas que han regido la historia de nuestra especie", lo cierto era que Estados Unidos y Europa estimularían esa producción de biocombustibles para ahorrase miles de millones de dólares "sin preocuparse de las consecuencias climáticas y de hambre, que afectarían en primer lugar a los países del Tercer Mundo".

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?