| 4/2/2007 12:00:00 AM

Lula desea cerrar acuerdo de OMC en 30 días

Lula y Bush se reunieron el sábado en la residencia campestre de Camp David, en el estado de Maryland, y el mandatario estadounidense "dijo que está dispuesto a hacer el acuerdo. Dijo, en la reunión conmigo, personalmente, que en estos próximo 30 días nosotros podemos cerrar el acuerdo", expresó Lula en su programa radial de cada lunes "Café con el Presidente".

Brasilia.- Tras reunirse el fin de semana con su colega estadounidense, George W. Bush, el presidente Luiz Inacio Lula da Silva afirmó el lunes que es posible cerrar en 30 días un acuerdo de la Ronda de Doha, de la Organización Mundial de Comercio (OMC).

Indicó que tras hablar con Bush, se comunicará telefónicamente esta semana con el primer ministro inglés Tony Blair y su colega alemana Angela Merkel, "para conversar un poco sobre el resultado de la conversación que tuve con el presidente Bush, para ver si preparamos por un lado a la Unión Europea (UE), del otro lado a Estados Unidos y del otro lado los países del G-20" (Grupo de los 20), del que forman parte Brasil, Argentina, India y China, entre otros.

"Si hacemos el acuerdo de la Ronda de Doha, yo pienso que estaremos dando un avance extraordinario para que el mundo más pobre pueda tener una oportunidad en el siglo XXI", dijo.

Sin embargo, Lula no dio detalles sobre cómo podría cerrarse ese acuerdo de la Ronda de Doha, llamada así por la capital de Qatar, donde se iniciaron las negociaciones en 2001.

Las negociaciones de la Ronda están paralizadas desde julio del año pasado, cuando las partes, reunidas en Ginebra, no consiguieron solventar sus viejos impasses.

La suspensión obedeció a una intransigencia de las partes: ni se ofreció un mayor acceso a los mercados agrícolas de los países ricos --una demanda del G-20-- a cambio de una apertura de los sectores de bienes industriales y de servicios de las países en desarrollo.

Esa apertura en los servicios y la industria es la contrapartida exigida por el bloque de 27 naciones de la Unión Europea (UE) y Estados Unidos, entre otros, para reducir los millonarios subsidios que dan anualmente a sus agricultores.

En enero versiones de la prensa europea destacaron que podría haber una reanudación de las negociaciones en los primeros meses del 2007 porque la UE aceptaría llevar a la mesa de negociaciones una oferta de reducir en 54% sus aranceles de importación de productos agrícolas. La oferta europea anterior, de una baja de las tarifas de 39%, fue rechazada tanto por Estados Unidos como el G-20.

Por su parte, Washington ofrecería fijar en 17.000 millones de dólares anuales el techo de subsidios que otorga a sus agricultores. La oferta anterior de Estados Unidos era un techo de 22.000 millones de dólares, considerado insuficiente tanto por la UE como por el G-20.

Los socios de Brasil en el G-20 no han divulgado cuál sería su oferta.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?