| 4/23/2007 12:00:00 AM

Lula declina opinar sobre elecciones 2014

"Yo soy un presidente reelegido, por tanto, no puedo ahora dar opiniones sobre la reforma política en lo tocante a la reelección. No me pidan opinión porque no la voy a dar", dijo Lula en su programa radial de cada lunes Café con el Presidente.

Brasilia.- El presidente Luiz Inacio Lula da Silva afirmó el lunes que no opinará sobre las iniciativas para eliminar la reelección en Brasil y mantuvo silencio sobre una eventual disputa para los comicios generales del 2014.

Lula, embarcado en una serie de conversaciones con dirigentes de la oposición, dijo que tales contactos eran ahora más fáciles, para lograr la aprobación de proyectos en el congreso, porque ya no había "en el horizonte una disputa presidencial".

"Yo no tengo más nada que disputar en 2010. Tengo apenas que dejar a Brasil en 2010 infinitamente mejor del Brasil que recibí", dijo Lula que asumió su primer mandato en enero del 2003.

De acuerdo con la ley, un presidente puede buscar la reelección por un segundo mandato, pero no por un tercero consecutivo por lo cual técnicamente Lula no podría ser candidato en los comicios de octubre del 2010.

Pero transcurrido el gobierno de quién sea el sucesor de Lula, no habría impedimentos para que el actual mandatario concurriese nuevamente en las elecciones del 2014.

Miembros del oficialismo y de la oposición ya tiene varias semanas discutiendo la conveniencia o no de hacer una reforma constitucional para eliminar la reelección presidencial y extender de cuatro a cinco años el período de gobierno.

Sin embargo, hasta ahora no ha quedado claro si esa enmienda --que derrumbe la que implanta la reelección en 1997-- sólo abarcaría al jefe de estado o también a los gobernadores, alcaldes y congresistas.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?