| 7/30/2010 12:00:00 PM

Lula conversa con Santos y descarta tensión con Colombia

La conversación se realizó un día después de que el presidente saliente colombiano, Alvaro Uribe, emitió una declaración en la que criticó manifestaciones de Lula que al parecer minimizaron la disputa que mantienen Colombia y Venezuela.

Brasilia.- El presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva conversó el viernes con el mandatario electo de Colombia, Juan Manuel Santos, y descartó tensiones con el país andino, afirmó el portavoz de Lula. 

El portavoz de Lula, Marcelo Baumbach, aseguró que la conversación telefónica con Santos permitió dar por superado el desentendimiento con Uribe.

"El presidente Lula considera que ese episodio está superado", dijo Baumbach a periodistas. "Considera que fue una conversación bastante positiva (con Santos) que ayudó a una distensión del escenario".

El diálogo se produjo en momentos de tensiones regionales, luego de que el presidente Uribe acusó a Venezuela de albergar a miembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), lo que llevó al líder venezolano Hugo Chávez a romper relaciones con Bogotá.

Consultado sobre la situación, Lula minimizó el miércoles la disputa al afirmar que "no veo ningún conflicto, lo que veo es un conflicto verbal, que es lo que más vemos en América Latina".

Su comentario provocó una respuesta de Uribe, que el jueves emitió un comunicado en el que "deploró" la manifestación de Lula y aseguró que "se refiere a nuestra situación con la República Bolivariana de Venezuela como si fuera un caso de asuntos personales".

Según Baumbach, Lula mantiene en pie su decisión de asistir a la toma de posesión de Santos el 7 de agosto.

Lula se encontraba en el estado austral de Río Grande do Sul cuando conversó telefónicamente con el presidente electo colombiano.

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?