| 8/20/2007 12:00:00 AM

Lula: Brasil no tiene miedo de crisis de mercados

En el país "tenemos 160.000 millones de dólares en reservas (internacionales)... significa que tenemos seguridad para una eventual especulación financiera", agregó el mandatario en su programa radial de cada lunes Café con el Presidente.

BRASILIA _ Ante la reciente turbulencia de los mercados internacionales, el presidente Luiz Inacio Lula da Silva afirmó el lunes que aunque Brasil tiene la "preocupación natural" de un país emergente, a la vez no tiene miedo de la crisis que no lo afectará.

"Brasil no está con miedo de esa crisis", dijo Lula.

Pero ante la volatilidad de los mercados "tenemos la preocupación natural de un país emergente".

Tras una semana de caída en las principales bolsas del mundo debido a persistentes temores de una falta de crédito, por problemas con el sector inmobiliario estadounidense, además de una inquietud generalizada sobre el rumbo de la economía norteamericana; mercados como el de Japón registraron una fuerte recuperación el lunes, al seguir la tendencia alcista que tuvo Wall Street el viernes, cuando la Reserva Federal redujo las tasas de interés.

Lula destacó que Brasil alcanzó en los últimos años "un índice de madurez tan grande que la seriedad (en el manejo de la economía) no es más una cosa eventual, un comportamiento eventual, es una cosa definitiva".

"Brasil no va a retroceder. Este país es un país serio, es un país gobernado con seriedad. Aprendimos a hacer los deberes. O sea, cuando muchos gritaban por la prensa que deberíamos gastar, nosotros preferimos economizar y hoy tenemos la estabilidad macroeconómica necesaria", dijo Lula.

Con esa estabilidad y el respaldo de abultadas reservas internacionales se puede decir, aseguró Lula, que "la crisis que se esta dando no va a afectar a Brasil".

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?