| 5/15/2007 12:00:00 AM

Lula: Brasil humanizará plantíos de caña

El mandatario, en una conferencia de prensa en el palacio de gobierno, dijo, además, que seguirá promoviendo en foros como el Grupo de los 8 (G-8) el uso del etanol --o alcohol combustible-- y de los biocombustibles como una alternativa a los de origen fósil, más contaminantes.

Brasilia.- Brasil, bajo críticas regionales por acuerdos con Washington para promover el uso de etanol, trabajará en "humanizar" las condiciones de trabajo de los cortadores de la caña de azúcar, materia prima en este país para ese combustible alternativo, dijo el martes el presidente Luiz Inacio Lula da Silva.

"Ahora que ya consolidamos el alcohol, por lo menos conceptualmente, en el mundo como una matriz energética de calidad excepcional, ahora es necesario que demos el segundo paso para discutir la humanización del sector de la caña (de azúcar) en este país", dijo el Presidente.

Queremos discutir con los empresarios y con los trabajadores "para humanizar, para crear mejores condiciones de trabajo para las personas", indicó Lula sin ofrecer detalles de cuándo comenzarían esos debates o si el gobierno impulsaría la implantación de nuevas reglas laborales.

Las condiciones de trabajo de los cortadores de caña, en estados como el de Sao Paulo, llevaron a que el mes pasado el Ministerio del Trabajo acusara a una hacienda en esa región de violaciones de normas laborales por no ofrecer equipos adecuados a los trabajadores, ni agua para beber ni baños, mientras cortaban caña bajo el ardiente sol. Al menos 17 trabajadores han muerto en plantaciones de caña desde 2004, según un reporte del diario Folha de S. Paulo.

Lula dijo, además, que el gobierno estaría atento para que "no permitamos que gente de otros países del mundo comiencen a comprar toda la tierra brasileña para cultivo de caña. Entonces todas estas son cosas de las que tenemos que cuidar de aquí en adelante".

Sin mencionar a países como Venezuela, octavo exportador mundial de crudo, o Cuba que han criticado la expansión del etanol, asegurando que aumentos en los cultivos de caña pueden amenazar las siembras de otros productos destinados a la alimentación, Lula dijo que el alcohol combustible "se convirtió en una matriz energética definitiva en este país y que puede convertirse para otros países del mundo, sin querer forzar" a nadie a usarlo, dijo Lula.

"Si alguien tiene mucho petróleo y quiere usar el petróleo, todo bien, no tiene ningún problema. Nosotros no queremos que las personas dejen de usar petróleo, lo que nosotros queremos decir es lo siguiente: ¿Queremos disminuir el recalentamiento del planeta?. ¿Quieren mejorar la calidad del aire?. Usen combustible renovable y Brasil quiere ser socio de ustedes".

Por eso, añadió, "con mucho orgullo soy el muchacho propaganda de eso".

Estoy convencido, indicó, que "el mundo se doblará delante de eso" los biocombustibles.

Con una producción de 16.700 millones de litros anuales, Brasil es el segundo mayor productor mundial de etanol, después de Estados Unidos, donde se produce con maíz. La mayor parte de esa producción brasileña es para el consumo interno, donde ocho de cada diez autos vendidos en el país son del modelo "flex-fuel" o que pueden usar etanol, gasolina o una combinación de los dos.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?