| 9/14/2007 12:00:00 AM

Lula avanza en la aprobación de impuesto clave

Lula ha dicho que el país no puede prescindir de la CPMF porque sin esa tasa el gobierno deberá cortar unos 40.000 millones de reales (o unos 19.500 millones de dólares) del presupuesto nacional, lo que reduciría dineros destinados a programas sociales, entre otros.

Brasilia_ En medio de un congreso sublevado, el presidente Luiz Inacio Lula da Silva obtuvo una primera victoria con la aprobación de una comisión legislativa de la prórroga de un impuesto que considera clave para las finanzas del país.

Por 13 votos a favor y cinco en contra, los miembros de una comisión especial legislativa que analiza el impuesto, aprobó la madrugada del viernes el proyecto de extender hasta el 2011 el cobro de una tasa de 0,38% sobre las operaciones financieras, como la emisión de cheques.

La llamada Contribución Provisoria sobre los Movimientos Financieros (CPMF) "no es un tributo que afecte a los más pobres, al contrario de lo que la oposición viene afirmando", dijo el diputado y ex ministro de Hacienda, Antonio Palocci, según un despacho del servicio oficial de noticias Agencia Brasil.

Lula ha dicho que el país no puede prescindir de la CPMF porque sin esa tasa el gobierno deberá cortar unos 40.000 millones de reales (o unos 19.500 millones de dólares) del presupuesto nacional, lo que reduciría dineros destinados a programas sociales, entre otros.

A pesar de la victoria en la comisión legislativa, el gobierno deberá enfrentar ahora el debate y votación en el plenario de 513 diputados y 81 senadores. Con la coalición de 11 partidos, el gobierno consigue la mayoría en la Cámara de Diputados, pero no en el Senado.

Opositores han dicho que bloquearan la votación de la CPMF en protesta por la absolución el miércoles del presidente del Senado, Renan Calheiros, en el juicio político al que fue sometido por sospechas de corrupción.

Los opositores del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB) y sus aliados del derechista partido Demócratas (DEM) también han dicho que no votarán proyectos mientras Calheiros, un aliado de Lula, siga en la presidencia de la Cámara Alta.

El tributo, a pesar de haber sido creado en 1993 como una tasa temporal en medio de la crisis económica de aquellos años y como un mecanismo de financiar el sistema público de salud, ha seguido en vigencia con la aprobación sucesiva por parte del congreso ante los reclamos de los gobiernos sobre sus apretadas cuentas nacionales.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?