| 2/3/2010 2:20:00 PM

Lula asegura que Brasil seguirá comprando gas boliviano

El mandatario hizo el anuncio al inaugurar en Río de Janeiro el gasoducto más grande de América del Sur, con capacidad de transportar 40 millones de metros cúbicos de gas por día, que abastecerá el industrializado sureste brasileño.

Río de Janeiro.- El presidente Luiz Inácio Lula da Silva aseguró el miércoles que Brasil seguirá comprando gas boliviano pese a que el país avanza a la autosuficiencia en su abastecimiento del hidrocarburo.

"Gracias a Dios estamos avanzando, y dentro de algún tiempo más podremos decir que tenemos gas para ser autosuficientes", declaró Lula durante una ceremonia en Río de Janeiro.

Sin embargo, aclaró que "vamos a seguir comprando gas de Bolivia porque tenemos que ayudar a Bolivia, que es un país pobre. El papel de una nación del tamaño de Brasil es ayudar a los vecinos, esa es la política de solidaridad".

El gasoducto, con una extensión de 179 kilómetros, podrá transportar el gas producido en las cuencas marítimas de Campos y Espirito Santo o importado de Bolivia.

Lula recordó que su gobierno decidió avanzar a la autosuficiencia en producción de gas luego de que, en 2006, el gobierno boliviano nacionalizó sus yacimientos de hidrocarburos, lo que generó un fuerte enfrentamiento con Brasil, cuya empresa estatal Petrobras poseía campos gasíferos en Bolivia.

"Hoy necesitamos el gas de Bolivia pero ya no dependemos sólo del gas de Bolivia. Tengo fe que con el pre-sal (reservas marítimas de hidrocarburos en aguas profundas) vamos a tener mucho más gas y seremos autosuficientes", expresó.

Actualmente Brasil importa alrededor de 24 millones de metros cúbicos diarios de gas boliviano, que cubre 50% del consumo nacional del producto.

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?