| 10/15/2008 12:00:00 AM

Los videojuegos también son una pasión investigativa

Los videojuegos que para algunos son solo una afición para otros se han convertido en un reto de investigación, como les sucede a los integrantes del Semillero en Videojuegos y Realidad Virtual de la Universidad EAFIT.

Según el coordinador Alejandro Montoya algunos juegos ya están en la fase de implementación como es uno tipo rompecabezas en 3D y el concepto es que con unos cubos se armen caminos en tres dimensiones. Es un juego de lógica porque implica pensar la forma de poner las figuras.

Y comenta que también hay otros de tipo arcade, similares a Mario Bros, que contienen una historia sencilla. Además juegos de aventuras y estrategia que están en la etapa de formación, aunque el semillero de investigación no se especializa en el estudio y desarrollo de una categoría de videojuego en específico, sino que cada integrante de acuerdo a sus gustos crea el que prefiera.

“Soy gomosito con los juegos y hasta el año pasado gran parte de mi tiempo lo invertía en esta actividad. Me interesó el grupo porque aparte de que me gustan los videojuegos quiero saber el proceso de cómo se desarrollan”, expresa Andrés Felipe Pérez Campillo, otro de los integrantes.

La idea del semillero, agrega Montoya, es crear un espacio para que los estudiantes investiguen esta tecnología, que es una mezcla de muchas ciencias, por eso el objetivo es que participe gente que le guste escribir, crear historias, dibujar, programar y que conviertan todo esto en algo visible en el computador para aprovechar el potencial que tiene la industria de los videojuegos.

Aunque el equipo fue fundado a principios de este año ya tiene una comunidad virtual en Google en donde se encuentran, comparten y discuten las inquietudes sobre los proyectos que desarrollan.

“El grupo en Google ha sido bastante útil en la medida en que no hay restricción para participar ya que desde cualquier parte se puede acceder a él y estar sugiriendo sobre los juegos que se están realizando. También da la posibilidad de realizar foros y subir información de interés para todos los miembros”, destaca Pérez.

Otra de las iniciativas planteadas en el grupo de Google es el juego de estrategia No name game, que busca que el jugador reúna un ejército fuerte que, además de proteger su fortaleza, debe conquistar la del enemigo.

Un semillero abierto
Temas como la ética, el aprendizaje o las tecnologías móviles en los videojuegos también son tratados en el semillero que busca brindarles a sus integrantes un panorama general y particular de este negocio, porque, como augura Montoya “la idea es que estos jóvenes más adelante hagan parte de empresas enfocadas en la creación de juegos o conformen su propia compañía”.

El grupo ha logrado, de igual forma, reunir a integrantes de otras instituciones como la Universidad Pontificia Bolivariana y Bellas Artes. Es que la meta, según Andrés Felipe, es “que la participación no se cierre a EAFIT sino que también incluya a otras comunidades universitarias”.

Para noviembre, según Pérez, se espera que algunos de los videojuegos desarrollados sean presentados a la comunidad universitaria.

“Esta primera etapa del semillero fue de conocernos, captar gente y aprender, de aquí en adelante es sacar adelante los videojuegos como un reto personal más que comercial”, concluye Montoya.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?