| 12/6/2007 12:00:00 AM

Los pobres son los más afectados por corrupción

La región Pacífica de Asia fue la siguiente con un 22%, mientras que Rusia, Moldavia y Ucrania ocuparon el tercer lugar con un 21%. América Latina le siguió con un 13%, el sureste de Europa con un 5% y América del Norte con un 2%.

Berlín_  Los más pobres en Africa y en Asia son los más afectados por la corrupción pública, reveló el jueves una encuesta según la cual Latinoamérica ocupa el cuarto lugar del mundo en cuanto a ese flagelo.

Los más pobres, revela el estudio 2007 de Transparencia Internacional, se ven forzados a pagar sobornos a la policía, al sistema educativo y a la justicia.

La organización anti-corrupción indicó que Africa era la región más afectada. En los países africanos encuestados, el 42% de las personas reportaron que en los últimos 12 meses les habían pedido pagar por obtener servicios básicos.

La región Pacífica de Asia fue la siguiente con un 22%, mientras que Rusia, Moldavia y Ucrania ocuparon el tercer lugar con un 21%. América Latina le siguió con un 13%, el sureste de Europa con un 5% y América del Norte con un 2%.

"Las familias pobres son las más afectadas por las exigencias de pagos", dijo la organización en el sumario del informe Barómetro Global de Corrupción.

El estudio del 2007 "deja claro que con frecuencia, la gente debe sacrificar el dinero ganado con mucho esfuerzo para pagar por servicios que deben ser gratis", dijo la presidenta de TI, Huguette Labelle, en un comunicado.

La encuesta realizada por Gallup entrevistó a más de 63.199 personas en 60 países.

Otro de los hallazgos es que en general se cree que la corrupción va en alza y piensan que la política es el campo más afectado.

Los países menos corruptos en cuanto a estos sobornos, indicó el estudio, son Canadá, Japón, Corea del Sur, Austria, Francia, Islandia, Suecia y Suiza.

 

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?