| 3/9/2011 11:20:00 AM

Los maquinistas alemanes inician su huelga en mercancías y pasajeros

Los maquinistas ferroviarios alemanes iniciarán hoy mismo una huelga en el transporte de mercancías de todo el país, que se extenderá mañana a los trenes de pasajeros, anunciaron fuentes del sindicato de este colectivo, GDL.

Berlín - De acuerdo con esa fuente, la huelga en los trenes de mercancías empezará a las 18.00 GMT de este miércoles y se desarrollará hasta las 09.00 GMT del jueves, con el propósito de paralizar completamente el transporte en prácticamente toda Alemania.

A principios de semana, el sindicato de ese colectivo, que engloba a 26.000 maquinistas tanto de la compañía ferroviaria Deutsche Bahn como de empresas privadas de ámbito regional, anunció ya el inicio de huelgas esta misma semana.

El GDL reclama un convenio colectivo unitario para todas las empresas del sector y, de acuerdo a sus planes, se propone llevar a cabo una serie de paros que serán anunciados con apenas 12 horas de antelación.

El GDL decidió el pasado lunes iniciar esta misma semana una huelga indefinida para exigir la equiparación salarial de todos los profesionales del sector.

Más de un 96 por ciento de los miembros del GDL votó a favor de los paros.

El jefe del GDL, Claus Weselsky, afirmó entonces que los trenes de pasajeros, que ya han sufrido tres paros de advertencia previos en las últimas dos semanas, se verían menos afectados que los trenes de mercancías para no perjudicar en exceso a los viajeros.

La decisión de los maquinistas quiere servir de instrumento de fuerza en la pugna que mantiene el GDL con el Deutsche Bahn (DB) y otras 25 empresas minoritarias de transporte de viajeros y mercancías por ferrocarril.

El sindicato de maquinistas exige un convenio colectivo que equipare los salarios de todos los maquinistas con los de los profesionales del DB.

 

(Efe)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?