| 11/18/2011 1:50:00 PM

Los índices de consumo, actividad y confianza en Portugal en su peor nivel

Los indicadores de consumo y de actividad y confianza económica volvieron a caer en octubre en Portugal, cuya crisis ha llevado estos índices a sus peores valores en varios años.

Según datos del Banco de Portugal divulgados este viernes, el llamado indicador coincidente de consumo privado sufrió en octubre un descenso del 3,9 %, que no tiene parangón desde 1978, cuando arrancan los registros sobre esta materia.

También el indicador coincidente de actividad económica elaborado por la misma entidad cayó en octubre un 2,9 % en relación al mismo mes de 2010, en el mayor descenso de este índice desde hace dos años y medio.

La caída se ha acentuado, además, en octubre respecto a septiembre, cuando fue del 2,4 %, y revela una fuerte tendencia a la baja desde que en febrero su signo se volvió negativo.

El indicador coincidente de actividad económica se elabora partir del comportamiento del Producto Interno Bruto (PIB), el mercado laboral, la producción industrial, el consumo y las ventas de maquinaria pesada y cemento.

El Instituto Nacional de Estadística (INE) de Portugal ratificó hoy el descenso ya anunciado del PIB en el 1,7 % durante el tercer trimestre de este año, influido sobre todo por una desaceleración de las exportaciones.

El indicador de actividad económica que elabora el INE, en este caso relativo a septiembre, cerró sin variación tras haber registrado en agosto una subida del 0,5 %.

El índice de consumo privado anunciado también hoy por el INE sufrió una caída en septiembre del 1,8 %, la misma que experimentó en agosto.

El llamado indicador de clima económico de este organismo relativo a octubre bajó el 2,9 %, acentuando la pérdida registrada en septiembre, del 2,7 %.

Otros baremos del comportamiento de la economía divulgados por el INE mostraron más signos del impacto de la crisis, y mientras el volumen de negocios del comercio al detalle bajó un 5,2 %, la confianza de los consumidores descendió a -53 puntos (-50,8 en septiembre).

Portugal tuvo que acudir en mayo al rescate financiero internacional y el préstamo de 78.000 millones de euros que le concedieron la UE y el Fondo Monetario Internacional (FMI) le ha obligado a adoptar medidas de austeridad muy duras.

El aumento de impuestos, el recorte de salarios e inversiones en el sector público y los ajustes presupuestarios para reducir este año el déficit estatal casi a la mitad (5,9 %) han aumentado, según los expertos, la recesión que sufre la economía lusa.


EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?