| 5/16/2008 12:00:00 AM

Los más adinerados controlan 75% de la riqueza en Brasil

Sao Paulo.- La disparidad entre ricos y pobres en Brasil sigue siendo tan grande como en el pasado, de acuerdo con un estudio gubernamental publicado el jueves, que atribuyó ese fenómeno en buena parte al sistema de impuestos del país. 

El estudio, preparado por el Instituto de Investigación Económica Aplicada del gobierno y basado principalmente en estadísticas del 2006, señala que el 10% más acaudalado de la población controla el 75% de la riqueza en el país, en buena parte debido a una carga desigual en los impuestos que castiga más duramente a los pobres.

Pese a una economía robusta y al éxito en los programas sociales y de combate a la pobreza implementados por el presidente Luiz Inacio Lula da Silva, "la riqueza del país sigue siendo distribuida pésimamente", señaló el presidente del instituto, Mario Pochmann.

Agregó que la carga fiscal sobre el 10% más rico de la población representa el 23% de sus ingresos, mientras que la impuesta al 10% más pobre es de 33%.

"Esto demuestra que el sistema impositivo es injusto, y pone de manifiesto la desigualdad que existe entre los brasileños", dijo Pochmann.

Para ayudar a la reducción de esa desigualdad, que según el instituto refleja una situación que se originó hace al menos 20 años, Pochmann dijo que Brasil debe adoptar "un sistema progresivo de impuestos en que el más rico sea quien más paga".

Agregó que el sistema de recaudación fiscal del país tiene ahora un esquema "regresivo" de impuestos, basado principalmente en gravar las ventas y el consumo.

"Dado que los pobres gastan buena parte de sus ingresos en alimentos y productos de consumo, terminan pagando más impuestos", dijo Ponghmann.

"No hay impuestos sobre la fortuna ni las herencias", explicó. "Las fortunas no son gravadas y los ricos siguen pagando muy pocos impuestos". Pochmann dijo que el estudio fue preparado para ayudar el gobierno en sus intentos por reformar el sistema fiscal del país.

Las autoridades señalan que su iniciativa de reforma fiscal, presentada al Congreso a comienzos de este año, consolidará una amplia gama de impuestos y reducirá la carga fiscal del país. "Queremos reducir los impuestos en Brasil", dijo Guido Mantega, ministro de Finanzas, a comienzos de este año. "Vamos a pagar menos impuestos y más bajos".

Las iniciativas de reforma fiscal se han quedado pendientes durante más de una década, en buena medida por desacuerdos entre los gobiernos estatales y el federal.

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?