| 5/19/2008 12:00:00 AM

Lo peor de la crisis de crédito quedó atrás, dice el golpeado UBS

ZURICH- Una parte significativa de la crisis de crédito ha pasado, pero el banco suizo UBS aún está reduciendo sus posiciones de riesgo que considera muy grandes, dijo el lunes su presidente ejecutivo, Marcel Rohner.

"Una parte importante de la crisis ha quedado atrás," dijo Rohner en un conferencia del Efficiency Club de Zurich.

La mayor víctima europea de la crisis crediticia mundial ha reducido sus apuestas riesgosas, pero no lo suficiente, añadió.

"Todavía no llegamos al final," dijo Rohner. "Aún tenemos posiciones que consideramos muy grandes," añadió.

Philipp Hildebrand, vicepresidente del Banco Nacional Suizo, también dijo que la crisis había entrado al "segundo tiempo," pero aclaró que puede ser larga y que era difícil hacer pronósticos sobre los próximos años.

Los comentarios de Rohner y Hildebrand fueron precedidos por las palabras de Josef Ackermann, presidente ejecutivo de Deutsche Bank, quien anticipó que se acercaba el final de la crisis y que el mercado inmobiliario de Estados Unidos se debería de recuperar con fuerza.

La caída se produjo por un aumento de la morosidad en el pago de hipotecas de Estados Unidos, que eventualmente motivó a que los bancos no se prestarán dinero unos a otros por temor a que los acreedores estuvieran expuestos a hipotecas de alto riesgo.

UBS amortizó unos 37.000 millones de dólares en sus activos por la crsis y reportó una pérdida en 11.000 millones de dólares sólo en el primer trimestre del año.

Hildebrand celebró las medidas que tomaron bancos como UBS para reforzar su base de capital y se manifestó en contra de una sobre regulación como fruto de la crisis.

"Necesitamos más capitales y más liquidez," dijo. 


 (Reuters)
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?