| 3/4/2009 12:00:00 AM

Llegada de inmigrantes a España cae por primera vez en 10 años

(MADRID)La recesión, el desempleo y la sensación de que la crisis económica en España va para largo han terminado por confirmar una tendencia que se intuía desde hace meses: la llegada de inmigrantes al país europeo se ha reducido por primera vez en 10 años.

En 2008, se registraron 50.000 autorizaciones menos de residencia de trabajo para extranjeros en comparación con el año anterior, según reveló el miércoles la secretaria de Estado de Inmigración del Ministerio de Trabajo, Consuelo Rumí.

"Los instrumentos que tenemos para autorizar las entradas legales vinculadas al mercado laboral nos dicen que hay un descenso", explicó ante un grupo de periodistas. "Parece que va a ser la tendencia".

Tras la presentación del Anuario de la Inmigración 2008, Rumí reconoció que las contrataciones de extranjeros en origen están próximas a cero y que los flujos migratorios hacia España van a disminuir considerablemente después de un década de crecimiento en la que se han alcanzado los 4.500.000 medio de inmigrantes, cerca de un 11% de la población.

En 2007, unas 320.000 personas, un 43% de ellas latinoamericanas, obtuvieron su primer permiso de residencia y muchos lo hicieron gracias a un contrato de trabajo. Un año después, con las turbulencias financieras internacionales y el colapso de la construcción, esta cifra ha caído por debajo de las 270.000.

"La crisis económica tendrá un efecto directo y muy importante en la llegada de extranjeros", insistió. "No debería extrañarnos, porque el factor de atracción para venir son las oportunidades de empleo".

Otro de los datos más relevantes que dio a conocer Rumí es el notable descenso en el número de reagrupaciones familiares. Cerca de 90.000 inmigrantes se beneficiaron de esta figura legal en 2008, 30.000 menos que el año anterior.

No corren buenos tiempos. El desempleo en España está situado en el 13,9%, mientras que entre la población inmigrante la tasa roza el 22%, según el Instituto Nacional de Estadística.

De hecho, la secretaria de Estado dijo que la situación se complicará más a lo largo de los próximos meses, con una destrucción de empleo entre la población inmigrante mucho más intensa.

En ese sentido, Rumí señaló que cerca de 2.000 personas se han acogido al plan de retorno voluntario puesto en marcha por el gobierno para incentivar el regreso de inmigrantes desempleados a sus países de origen adelantano el pago del subsidio.

Aunque el ritmo de salidas no es muy alto, el Ministerio mantiene que 30.000 personas podrían acogerse al programa.

De forma paralela, el gobierno sigue trabajando en la reforma de la ley de extranjería, que sobre todo endurecerá las condiciones para la inmigración ilegal.

El periodo de retención de indocumentados para tramitar su expulsión se incrementará de 40 a 60 días y también se restringirán los criterios de reagrupación familiar para los ascendientes.

Aunque algunas asociaciones de inmigrantes han criticado la reforma, Rumí insistió en que seguirán dialogando con todas las organizaciones sociales para encontrar un punto de encuentro.

 

 

(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?