| 4/10/2007 12:00:00 AM

Lista nueva interconexión eléctrica con el norte del país

Se trata de la línea Bolívar – Bacatá, una interconexión de aproximadamente 1.000 kilómetros que se construyó en dos fases y que demandó inversiones por un total de 281 millones de dólares.

Bogotá.- Seis meses antes de lo previsto, ISA dejó listo un nuevo corredor eléctrico que interconecta el centro del país con la Costa Cribe colombiana.

La primera etapa del proyecto concluyó el 31 de diciembre de 2006, uniendo a la región del Magdalena Medio con la ciudad de Bogotá a través de la línea a 500 mil voltios Primavera (Cimitarra, Santander) - Bacatá (Tenjo, Cundinamarca), sobre una extensión de 307 kilómetros. Esta primera fase, en la que se invirtieron 102 millones de dólares, contempló la construcción de dos subestaciones y una línea eléctrica que atraviesa 15 municipios de los departamentos de Cundinamarca, Boyacá, Santander y Antioquia.

La segunda fase del proyecto comprende la interconexión eléctrica Bolívar (Santa Rosa de Lima, Bolívar) – El Copey (Cesar) – Ocaña (Norte de Santander) – Primavera (Cimitarra, Santander). Este nuevo trayecto de la obra, que tuvo un costo de 179 millones 200 mil dólares, está conformada por una línea de 756,9 kilómetros, una subestación nueva y seis más ampliadas: tres a 500 mil voltios y tres a 220 mil voltios.

La línea, que cruza por 34 municipios de los departamentos de Santander, Norte de Santander, Cesar, Magdalena, Atlántico y Bolívar, servirá para mejorar la interconexión eléctrica del país y fortalecer la integración regional. Con ella, ISA incrementa en 37 por ciento su red a 500 mil voltios, y en 23 por ciento su capacidad de transformación de energía. El proyecto había sido adjudicado a la empresa luego de ganar el tres de diciembre de 2003 una de las convocatorias públicas realizadas por la Unidad de Planeación Minero Energética (UPME), institución adscrita al Ministerio de Minas y Energía.

Seis meses antes del plazo previsto por la UPME, Interconexión Eléctrica S.A. logró diseñar, adquirir los suministros, construir y poner a operar este proyecto. Desde ahora será responsable de continuar con la operación y garantizar el mantenimiento de la obra. Según la compañía, con este nuevo proyecto el país obtiene mayores beneficios en cuanto a la calidad y confiabilidad en la prestación del servicio, debido a que se lograrán ahorros derivados de la reducción de las restricciones.

Además, se aumentará la capacidad de transferencia de energía con la Costa Caribe de 1.200 a 1.600 megavatios; se disminuirá la posibilidad de racionamiento en las áreas del Nordeste del país y Bogotá; y se incrementará la confiabilidad del sistema en La Guajira, Cesar, Magdalena, Nordeste y Bogotá. A esto se suma que con la entrada en operación de la infraestructura, el sistema aumentará la seguridad de la operación, disminuyendo el riesgo de colapso de voltaje o pérdida de estabilidad transitoria.

 

 

SNE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?