| 3/24/2009 12:00:00 AM

Líderes de la UE tienden su mano a vecinos de Europa oriental

(BRUSELAS) Líderes de la Unión Europea aprobaban el viernes un importante programa de ayuda, comercio y mayores vínculos políticos para seis países que formaron parte previamente de la Unión Soviética.

Pero la oferta de "Una Asociación con el Este" de Europa no incluye la inserción en el bloque de naciones europeas de Ucrania, Azerbaiján, Georgia, Armenia, Moldova y Bielorrusia, países en los que Moscú mantiene una vigorosa influencia casi dos décadas después que consiguieron la independencia.

La UE ofrecerá a esas naciones una significativa integración económica y a sus turistas viajes a Europa occidental sin necesidad de visas. Moscú observa esos intentos de integración con mucha suspicacia.

El programa intenta asociar a los vecinos de Europa oriental con los valores del mercado libre y con puntos de vista democráticos, y refleja la preocupación del bloque de que la influencia rusa puede crear inestabilidad en sus fronteras.

En agosto pasado, y luego que Georgia invadió Osetia del Sur, Rusia desalojó a Georgia de esa región separatista, y además, invadió Georgia. Eso enfureció a los países integrantes de la Organización del Tratado del Atlántico Norte.

En enero, las relaciones se agriaron aún más cuando Moscú no cumplió con el suministro de gas a Europa occidental debido a una disputa con Ucrania por derechos de tránsito.

El programa de la UE está destinado a ayudar a incrementar las rutas que traen petróleo y gas a la Unión Europea desde zonas en torno al Mar Negro que no se hallan bajo control ruso.

Los líderes de la UE se proponen concluir una reunión cumbre de dos días con una declaración en que si bien no se menciona Rusia, se insiste en promover "la estabilidad, la gobernabilidad y el desarrollo entre los vecinos del este (de Europa)", pues es "de importancia estratégica", según un borrador de trabajo.

Pero la UE enfrenta una tarea difícil para conseguir que las seis naciones de Europa oriental se unan en un programa que tendrá su lanzamiento formal en Praga el 7 de mayo.

Aunque la asociación está abierta a Bielorrusia, su autoritario presidente, Alexander Lukashenko, está cercano a Moscú y su economía es administrada al estilo soviético. La UE le ha prohibido a Lukashenko viajar a países del bloque, pero suspendió la prohibición para que pueda ir a Praga.


(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?