| 3/12/2007 12:00:00 AM

Liberty lanza al mercado nacional Mi Hogar Seguro

Con Mi Hogar Seguro, Liberty pone al alcance de los colombianos opciones para proteger sus viviendas ante eventualidades como desastres naturales o actos malintencionados.

Bogotá.- Desde $10.000 mensuales los colombianos podrán asegurar desde ahora sus viviendas contra todo tipo de desastre natural o actos malintencionados.

Con Mi Hogar Seguro de Liberty Seguros, nace en el mercado colombiano un nuevo microseguro de pago diferido a un año, que forma parte de la política de masificación de estos servicios por parte de la compañía aseguradora.

El director de Seguros Generales de Liberty Seguros, Edgar Castro, explicó que esta nueva póliza está dirigida a los hogares colombianos que tradicionalmente no han tenido acceso a seguros y a quienes no ha llegado un corredor o una compañía aseguradora. “El mercado hay que buscarlo en otros segmentos diferentes a los tradicionales con los microseguros”, agregó Castro.

Con Mi Hogar Seguro, los colombianos podrán amparar sus inmuebles contra desastres naturales como terremoto, huracán, vientos fuertes o granizo, además de actos malintencionados como terrorismo, huelga o motín.

“Pretendemos llegar a viviendas del orden de 20 a 100 millones de pesos, las cuales tendrán facilidades de pago diferido de sus primas mensuales, ya sea por tarjeta de crédito o débito”, explicó.

Por ejemplo, un seguro para un inmueble avaluado en $40 millones, asciende a $120.000 anuales, los cuales se pagan en 12 cuotas de $10.000.

“Es más fácil para un estrato 2 o 3 pagar $10.000 mensuales, que $120.000 en un momento determinado. Y le permite tener la cobertura”, agregó Castro.

Para Castro, en los hogares colombianos existe gran necesidad de protegerse ante eventualidades generadas por la naturaleza como efecto de la geografía nacional. Tal es el caso de Bogotá, expuesta a un terremoto, para lo cual la Alcaldía de Bogotá difunde medidas de prevención, lo cual incluye pólizas de fácil acceso. Mi Hogar Seguro, sigue el formato de microseguro con el fin de convertirse en una solución a un problema de baja cobertura en estratos bajos de la población y que están expuestos a los efectos de cualquier desastre natural.

La póliza es de fácil gestión puesto que se llena a mano y se le entrega una copia al usuario. Posterior a su inclusión en el sistema, el inmueble queda amparado automáticamente por el seguro. “Le llegamos con la solución a la persona y no tenemos que esperar que ella venga a nosotros a que le hagamos un seguro”, agregó Castro.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?