| 4/11/2008 12:00:00 AM

Levantada prohibición para operaciones preacordadas. Es el decreto financiero más esperado por el sector bursátil. *Exclusivo*

El Presidente Álvaro Uribe Vélez firmó hoy viernes el decreto financiero más esperado por el sector bursátil colombiano en el último año.

En la sesión de clausura del Congreso de Ahorro Previsional Voluntario y Mercado de Capitales, de Asofondos en Cartagena, anunció la expedición de la norma que reglamenta la operaciones de compra y venta de papeles de deuda que se hacen por fuera de los sistemas electrónicos de transacciones (OTC como se las conoce en la jerga financiera).

El decreto permite que los corredores de bolsa hablen con los inversionistas, e incluso que acuerden condiciones para comprar y vender títulos de deuda pública y privada. Estas operaciones preacordadas estuvieron prohibidas por un tiempo, por cuanto el gobierno encontró que a través de esos acuerdos se estaban ocultado pérdidas y utilidades de los agentes involucrados en la transacción.

Por eso obligó a los corredores a que todas las transacciones se hicieran a través de los sistemas electrónicos de negociación, a la vista de todo el mercado.

Esto paralizó las transacciones con papeles de deuda – tanto las buenas como las fraudulentas –. Según información de la oficina del Autorregulador del Mercado de Valores, los volúmenes negociados se redujeron de $14 billones diarios a $3 billones, en buena parte por efecto de la prohibición de las preacordadas y eso redujo a la vez las comisiones de los corredores

“El año pasado solo dos corredores dieron utilidades operacionales y este año es posible que ninguno las tenga”, le dijo a Dinero.com el jefe de mesa de uno de los comisionistas de bolsa del país.

La decisión del gobierno le devolverá la liquidez al mercado de deuda y facilitará con ello la emisión de bonos de empresas del sector privado, que para efectos prácticos estaban puestas en el olvido hasta que no se levantara la prohibición a las ‘preacordadas’.

El decreto contiene un esquema que deja derechos y deberes de intermediarios para hacer esas operaciones.

“Es un paso muy positivo. El mercado estaba esperando esa noticia. El hecho de que los operadores puedan escoger entre el mercado transaccional y otro sistema de registro que les dé más flexibilidad, es una ganancia de eficiencia para el mercado”, le dijo a Dinero.com Mauricio Rosillo, el autorregulador del Mercado de Valores. “Queda pendiente diseñar un esquema de supervisión adecuado para el OTC”, concluyó.

 
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?