| 4/11/2011 10:20:00 AM

Legisladores del Parlasur se oponen a plantas nucleares en Argentina y Brasil

El bloque de legisladores paraguayos del Parlamento del Mercosur (Parlasur) formalizó ante la Cancillería de su país el rechazo a los proyectos de instalación de nuevas plantas nucleares en Argentina y Brasil, informó hoy la prensa asuncena.

Asunción - Esa inquietud fue expresada por miembros de la delegación paraguaya de parlamentarios del bloque regional tras la reunión que mantuvieron el pasado fin de semana con el canciller paraguayo, Jorge Lara Castro.

"La preocupación (...) se extiende no solo al proyecto a tramitarse en la provincia (argentina) de Formosa (limítrofe con Paraguay) sino a las centrales nucleares" ya instaladas en el vecino país como las de Atucha I y Atucha II y en el Brasil, Angra I y Angra II", expresó el legislador Alfonso González Núñez.

En declaraciones al diario asunceno ABC Color, González Núñez consideró que esas plantas "por encontrarse en operación efectiva, deben ser analizadas e investigadas en referencia a los parámetros de seguridad que la comunidad internacional (...) hoy exige con vehemencia y determinación".

El legislador adelantó que la delegación paraguaya se opondrá a cualquier proyecto de esa naturaleza como la que se estaría proyectando en la provincia de Formosa, cuya capital homónima colinda con Asunción.

También opinó que "los nuevos tiempos requieren de nuevas fuentes de energía capaces de enfrentar los retos de una globalizada producción".

En Argentina este año se prevé inaugurar una tercera central nuclear, denominada Atucha II y situada a unos cien kilómetros de Buenos Aires junto a Atucha I, que data de 1974 y fue la primera de América Latina.

La segunda central argentina es la de Embalse, inaugurada en 1984 y situada en la provincia de Córdoba a 700 kilómetros de la capital.

También Brasil espera agregar una central más a las dos que tiene, ambas de tecnología alemana y situadas en Angra dos Reis, en el litoral sur del estado de Río de Janeiro.

Angra I, con capacidad de 657 megavatios, entró en operación plena en 1982 y Angra II, con una potencia de 1.350 megavatios, en 2001.

Una tercera planta, Angra III, está en construcción y se espera que empiece a funcionar en el 2015 con una capacidad de generación de 1.300 megavatios, y el Gobierno brasileño tiene planes para construir otras cuatro centrales nucleares en diferentes lugares del país hasta el 2030.

 

(Efe)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?