| 11/27/2008 12:00:00 AM

Lector óptico para banca electrónica que cabe en una billetera

Gemalto, presentó en el mercado mundial el lector Ezio Thin Reader, un nuevo dispositivo de autenticación para la banca electrónica. El lector, del tamaño de una tarjeta de crédito, cabe dentro de la billetera de modo que los usuarios pueden llevarlo con ellos donde quiera que vayan. Para los clientes on-line, tener su dispositivo de autenticación y la tarjeta bancaria juntos y a mano representa lo máximo en practicidad. Además, el Ezio Thin Reader tiene un teclado numérico común para brindar excelente usabilidad. El dispositivo cumple con las últimas normas de la industria - MasterCard CAP* y Visa DPA* - y acepta cualquier tipo de tarjeta inteligente EMV.

La solución de Gemalto les permite a los clientes generar Claves de Ingreso por Única Vez (OTP) al insertar su tarjeta bancaria en el dispositivo e ingresar un número de PIN. Luego utilizan la OTP para identificarse al momento de conectarse y para firmar operaciones con el nivel adecuado de seguridad. La portabilidad y facilidad de uso del lector Ezio Thin Reader ayudará a combatir el fraude electrónico con mayor eficiencia.

“Ezio Thin Reader ilustra de qué manera la seguridad se une a la simplicidad para crear confianza”, comentó Jacques Seneca, Vicepresidente Ejecutivo de la Unidad de Negocios Seguridad de Gemalto. “Ya le hemos presentado la solución a instituciones financieras importantes, quienes la recibieron con gran interés.”

El nuevo producto de Gemalto es parte de una familia amplia de soluciones de autenticación y firmas digitales que incluye principalmente lectoras, tokens, software y servicios.


CAP*: Chip Authentication Program – Programa de autenticación por chip
DPA*: Dynamic Passcode Authentication – Autenticación dinámica de código de acceso

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?