| 4/27/2011 10:20:00 AM

"Le Monde" cerró 2010 con unas pérdidas netas de 34 millones de euros

El periódico francés "Le Monde" informó hoy de que cerró 2010 con unas pérdidas netas de 34 millones de euros, frente al déficit de 25 millones de euros del ejercicio precedente.

París - El diario, que indicó que el año pasado estuvo marcado para el grupo por un situación financiera "muy degradada", añadió que su cifra de negocios alcanzó los 373,1 millones de euros, frente a los 396,9 millones de 2009.

El consejo de vigilancia del grupo se reunió este martes y según las cifras reveladas hoy indicó que la recapitalización llevada a cabo en 2010 permitió "sanear" la estructura del balance del grupo y dotarla de los medios financieros "indispensables" para relanzar "una verdadera política de inversión editorial".

El comunicado añadió que en el primer trimestre del año su cifra de negocios fue de 89,7 millones de euros, frente a los 91,5 millones del mismo periodo del año anterior, pero consideró que la compañía va "por el buen camino, impulsada por los esfuerzos económicos de todos los equipos".

En esa mejora influyó también, según el diario, los buenos resultados registrados por la edición digital del periódico, que en los tres primeros meses experimentó un aumento del 37 % en el número de visitas, y del 27 % en sus ingresos.

El resultado de explotación de la Sociedad Editora de "Le Monde" (SEM), tuvo en este trimestre un resultado de explotación de menos 0,1 millones de euros, frente a la pérdida de 2,1 millones de euros del mismo periodo del año anterior.

Entre los planes del diario por relanzar su actividad se encuentra, según la nota, el de sacar una edición de fin de semana con más contenidos, con más cuadernos temáticos y una nueva revista semanal que se prepara en la actualidad.

 

(Efe)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?