| 12/30/2006 12:00:00 AM

Latinoamericanos desaprueban ajusticiamiento de Hussein

Chile, Brasil y Argentina desaprueban la pena de muerte.

La muerte de Saddam Hussein no resuelve los problemas de Irak, afirmó el sábado el presidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva, en tanto el mandatario argentino Néstor Kirchner condenó el ajusticiamiento porque adujo que su gobierno es contrario a la pena de muerte.

"En mi opinión la muerte de Saddam Hussein no resuelve el problema de Irak... Yo no sé si el juzgamiento de Saddam Hussein fue un juzgamiento o fue una venganza", dijo Lula a los periodistas, consultado sobre la ejecución del ex gobernante iraquí.

La violencia en Irak "va a continuar. Mi idea es que Irak sólo va a solucionar sus problemas cuando los propios iraquíes tomen sus decisiones, ciertas o erradas, y tomen su destino en sus propias manos", añadió Lula.

El mandatario brasileño, manifestando su oposición a la pena de muerte no sólo "por convicción religiosa, sino también por convicción política", indicó que "en cuanto existan personas de fuera dando corazonadas sobre la política de Irak, no saldrá bien" la situación.

"No saldría bien en Brasil, no saldría bien en Argentina, no saldría bien en Rusia y mucho menos saldría bien en Estados Unidos, por lo tanto pienso que los que están hoy ocupando Irak tienen que tener conciencia que Irak sólo va a encontrar paz cuando permitan que las divergencias internas sean resueltas por ellos mismos" los iraquíes, dijo Lula.

"En cuanto exista gente creyendo que desde fuera puede dar una solución, no habrá solución", indicó.

En Buenos Aires, la cancillería emitió un comunicado en que se afirmó que "el presidente Néstor Kirchner condena la ejecución del ex presidente de Irak Saddam Hussein, conforme con la posición del gobierno argentino contrario a la pena capital la cual se enmarca dentro de la activa defensa y promoción de los derechos humanos que lleva adelante nuestro país".

Según el comunicado, el mandatario hizo votos "para que el diálogo entre los sectores iraquíes logre la convivencia comunitaria pacífica y preserve la integridad y el pleno ejercicio de la soberanía nacional".

En Lima, el presidente García afirmó que "Saddam Hussein era un criminal, uno de los más grandes criminales de la historia. Eso todos lo saben".

"Saddam Hussein era un criminal y en mi concepto merecía la pena máxima que su país establece. Lo único en lo que no estoy de acuerdo es que esto se haga cuando un país está ocupado. Yo creo que le quita mucho de juridicidad y de justicia que esa ejecución se haya llevado a cabo en un país que está ocupado por fuerzas extranjeras...", agregó.

"Mientras fuerzas extranjeras están dentro de un país no existe verdadera justicia, no lo creo", señaló.

En Santiago de Chile, el vicecanciller Alberto Van Klaveren dijo que el gobierno chileno es contrario a la pena de muerte "y rechaza la pena de muerte, incluso en el caso de Saddam Hussein."
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?