| 7/12/2011 10:20:00 AM

Latinoamérica puede ser la "tabla de salvación" para España

Latinoamérica puede representar la "tabla de salvación" para España frente a la crisis inminente que vuelve a verse en el horizonte europeo, dijo este martes el ex rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (Unam) Juan Ramón de la Fuente.

Madrid - El director del encuentro 'América Latina: temas para una agenda alternativa', en los cursos de verano de la Universidad Complutense, dijo que, "desde el punto de vista de la rentabilidad", América Latina es un área "muy crítica" para España "en estos tiempos de incertidumbre de la economía europea".

De la Fuente, que preside la Asociación Internacional de Universidades, cree que "a pesar de algunos indicadores alentadores que muestran mejoría", Latinoamérica sigue siendo una de las regiones de mayor desigualdad en el planeta.

"Las democracias están consolidadas y establecidas pero no han logrado superar las sinergias de exclusión, lo que hace que a pesar de que hay crecimiento económico razonable, en muchos países la gente no está contenta", dijo el ex rector de la UNAM.

De la Fuente citó el caso de Chile, un país que ha estado creciendo a un ritmo del 6 por ciento pero que, sin embargo, enfrenta huelgas de trabajadores, como la que ha hecho la estatal Codelco, la mayor productora mundial de cobre, o las "manifestaciones tumultuosas" de estudiantes.

Según este especialista, "Latinoamérica tiene elementos positivos, pero el divorcio entre la clase política y la sociedad empieza a tener sus expresiones, como ocurre en otras regiones del mundo".

Otro de los participantes en el Encuentro, el ex candidato presidencial chileno Marco Enríquez-Ominami, afirmó que hay "tres grandes males" que padece Latinoamérica: ser el continente que alberga los diez países más desiguales del mundo, el más sangriento sin guerra y un continente de "monarquías presidenciales".

"El desafío" de América Latina, después de dictaduras, democracias y de gobiernos de izquierda y de derecha, tiene dos dimensiones, según el político chileno, y una de ellas es la reforma política, pues "está demostrado", añadió, "que a pesar de crecer económicamente, países como Argentina y Chile siguen igual: seguimos en crisis de institucionalidad brutal".

La otra dimensión, dijo, es que "más que el populismo, lo peligroso en Latinoamérica es el nacionalismo que invade a muchos gobiernos", algo que, añadió Enríquez-Ominami, queda patente en el aumento de los gastos militares.

Con respecto a Chile, aseguró que "hay una mayoría cotidiana que es más importante que la mayoría electoral. Una mayoría que está en estado de insurrección respecto a las elites y que ya no se siente satisfecha con el acto de la democracia electiva".

El político reconoció también que la presunta estabilidad de Chile como país más estable de Latinoamérica "es un mito que cae"; y agregó que, a pesar de crecer económicamente, "el malestar social es cada día más agudo ante un sistema político que no está a la altura de los desafíos de la distribución y de la seguridad".

En su opinión, el Gobierno de (el presidente chileno, Sebastián) Piñera "está a la altura de los gobiernos de los gerentes de la derecha, que fracasan frente a la controversia o la fatalidad que significa la pobreza".



Efe

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?