| 11/15/2005 12:00:00 AM

Latinoamérica moderniza rápidamente sistemas de pago

Informe de la publicación británica The Economist Intelligence Unit (EIU) sobre las seis principales economías de la región.

Latinoamérica está modernizando sus sistemas de pago para impulsar el desarrollo económico, según un informe de la publicación británica The Economist Intelligence Unit (EIU) sobre las seis principales economías de la región: Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México y Venezuela.

Según el estudio, patrocinado por una conocida empresa de tarjetas de crédito, los principales obstáculos que impedían la mejora de los sistemas de pago son la distribución desigual de la renta, la baja penetración del sistema bancario, un recurso insuficiente a la informática y la importancia de la economía sumergida, que sólo opera con dinero en efectivo.

Las remesas enviadas por los emigrantes han estimulado las transacciones de dinero en efectivo: en 2004 las remesas a la región ascendieron a US$40.000 millones, de los que sólo una quinta parte se envió a través del sistema bancario de la región.

La necesidad de canalizar estos fondos hacia la economía formal y de fomentar el crecimiento, aumentando la velocidad a la que el dinero cambio de manos, ha llevado a los gobiernos latinoamericanos a promover el uso de productos de pago electrónico como las tarjetas de débito y de crédito y las transferencias directas de fondos.

Por otro lado, según el estudio, cada vez hay mayor demanda de apoyo a las transacciones electrónicas con el telón de fondo de las reformas financieras emprendidas a raíz del colapso económico de los años 90 como consecuencia de la crisis bancaria mexicana de 1994, la crisis financiera asiática y el colapso económico ruso.

Las reformas del marco legislativo y de los mecanismos de control bancario en los países estudiados contribuyeron a reducir los riesgos del sistema a la vez que facilitaron su modernización.

En los últimos años, los seis países citados han conseguido importantes logros en los medios de pago electrónico como la implementación de sistemas de pago a tiempo real y un mayor uso de las tarjetas y de las transferencias directas.

Asimismo los bancos han introducido nuevos productos como tarjetas de débito especializadas para las remesas familiares y las nóminas, además de conceder créditos a pequeñas empresas y a personas de menores ingresos.

El estudio de EIU destaca que en Colombia se ha reformado el sistema nacional de pagos para mejorar la eficacia y los controles financieros, que permitirán combatir el blanqueo de dinero y mejorar la reputación internacional del país.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?