| 7/17/2010 10:30:00 AM

Las pruebas de la campana de contención del vertido podrían prolongarse

Las pruebas de la campana de contención instalada sobre el pozo de petróleo averiado en el Golfo de México podrían prolongarse más de las 48 horas previstas, informó hoy BP, la empresa responsable del derrame.

Washington - En una rueda de prensa telefónica, el vicepresidente de la compañía, Kent Wells, indicó que hasta el momento los resultados indican que el pozo resiste bien las pruebas pero probablemente se opte por prolongar los exámenes para cerciorarse por completo.

Por ahora, insistió Wells, no hay señales de que desde el comienzo de las pruebas hayan surgido nuevos escapes de crudo en el lecho marino.

La presión es ligeramente superior hoy a la detectada el viernes, cuando llegaba a los 6.700 psi (471 kilos por centímetro cuadrado), por debajo de lo que esperaban los expertos, 7.500 psi (526 kilos), pero por encima de los 5.000 psi (351 kilos por centímetro cuadrado) que delatarían sin lugar a dudas la existencia de una fuga.

Todavía no se ha tomado, declaró Wells, ninguna decisión sobre cómo proceder una vez concluyan las pruebas, si se opta por mantener el pozo cerrado, como ocurre desde el comienzo de las pruebas el pasado jueves, o si se opta por reabrirlo.

En este último caso, la campana de contención se emplearía para trasvasar el petróleo que manara del pozo a barcos de carga en la superficie.

BP cerró el jueves las aberturas de la campana, con lo que por primera vez desde el comienzo del derrame dejó de manar crudo al Golfo de México.

Pese a la alegría motivada por el anuncio, tanto BP como el Gobierno estadounidense llamaron a la cautela al indicar que el cierre del pozo no implicaba que el problema se hubiera solucionado.

El propio presidente estadounidense, Barack Obama, indicó que el cierre del pozo representaba "una buena noticia" pero llamó a la cautela al indicar que "no quisiera que nos precipitáramos".

Los científicos calculaban que hasta el cierre del pozo, anunciado este jueves, manaban entre 35.000 y 60.000 barriles diarios.

El vertido comenzó después de que el 20 de abril, por causas que aún se desconocen, estallara y se hundiera posteriormente en el mar la plataforma petrolera "Deepwater Horizon", gestionada por la petrolera BP.

 

EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?