| 4/30/2010 2:00:00 PM

Las multinacionales tratan de reducir a la mitad sus costos laborales

Conclusiones de un estudio basado en el testimonio de los responsables de departamentos inmobiliarios de grandes multinacionales.

Según un informe elaborado conjuntamente por Regus y la empresa Unwired Ventures, las multinacionales que están saliendo de la recesión se han fijado como objetivo reducir considerablemente sus costos inmobiliarios, aumentar su número de empleados sin ampliar el espacio de trabajo y tratar de ser realmente más sostenibles.

 

Dicho informe revela que la meta de las multinacionales es reducir de US$19.000 a US$7.000 el costo por puesto de trabajo a través de la innovación, la movilidad y la adopción de nuevos modelos de trabajo.

El informe titulado “Agility@Work” se basa en testimonios de responsables inmobiliarios de grandes multinacionales como Nokia, Accenture, BP, Barclays y la BBC, además de casos prácticos de Vodafone, Macquarie Bank e Interpolis entre otros. Presenta seis bloques de factores que se tendrían que tener en cuenta para conseguir reducir los costos que acarrea cada puesto de trabajo: gastos inmobiliarios, cultura de empresa, ámbito personal, tecnología, transporte y sostenibilidad.

Para alcanzar el objetivo, el informe hace las siguientes recomendaciones:

Gastos inmobiliarios: recoger información sobre el grado de utilización y los costos de traslado de los puestos de trabajo, determinando así los costos reales de la ocupación.

Cultura de empresa: pasar de una dirección por vigilancia a un enfoque basado en resultados.

Ámbito personal: determinar minuciosamente las necesidades de cuatro generaciones de empleados.

Tecnología: unificar la tecnología que usa la empresa para que los empleados puedan trabajar sin problemas desde cualquier lugar.

Transporte: reducir las necesidades de transporte del personal mediante múltiples centros de trabajo.

Sostenibilidad: disminuir las emisiones de carbono de una cartera inmobiliaria menor gracias a la adopción de sistemas de gestión inteligente de edificios.

Mark Dixon, CEO de Regus, comenta que el modelo actual de trabajo es claramente insostenible. "Se trata de un planteamiento de la era industrial que ha quedado tan desfasado que contribuye de forma determinante a muchos de los problemas a los que nos enfrentamos: desde la incompatibilidad entre la vida profesional y la privada, hasta el frágil equilibrio de los balances financieros de las empresas y la degradación del medio ambiente. Al adoptar una forma mejor de trabajar que implique agilidad en el cómo, el dónde y el cuándo trabajar, podremos mejorar nuestras vidas, nuestro negocio y el medio ambiente”.

Philip Ross, CEO de Unwired Ventures, afirma que cuando las multinacionales implementan los conceptos de “Agility@Work”, llegan a alcanzar un punto de inflexión en el que cada vez más personas tienen la posibilidad de elegir dónde quieren trabajar, sobre todo cuando la actividad se concentra en una única sede central.

 

"Esta tendencia va a llevar a una explosión de oferta de espacios en los que trabajar 'sobre la marcha', dando lugar a una red de centros que se convertirán en lo que hoy conocemos como oficina. Este planteamiento será fundamental en la medida en que muchos establecimientos se van a concentrar y la congestión del tráfico hará que moverse en la ciudad sea un problema: los bloqueos dentro de los núcleos urbanos y suburbanos traerá consigo un aumento en la demanda de espacios de trabajo más próximos", comentó.

Casos prácticos del informe

Microsoft - Amsterdam, Holanda

El nuevo campus de Microsoft en el aeropuerto Schipol de Amsterdam cambia todas las reglas. Nadie tiene escritorio, y el estilo de trabajo se basa en cada actividad. Una serie de espacios han sido creados, desde pequeños capullos privados para poder concentrarse en el trabajo o para que dos personas puedan realizar una revisión en pantalla, hasta mesas abiertas de trabajo y cubículos individuales, más privados.

 

 Todos usan laptops, y los espacios no cuentan con teléfonos fijos, ya que utilizan las soluciones Vodafone y Enterprise Voice de Microsoft para telefonía convergente y mensajería, que es distribuida a personas y no a escritorios. En los espacios de trabajo casi no vamos a encontrar papeles, las personas imprimen una sola página por día promedio.

Macquarle Group - Sydney, Australia

 

El nuevo edificio de Macquarie Group en la calle Shelley de Sydney ha adoptado una modalidad de trabajo basada en la actividad, con más de 2500 personas compartiendo una serie de espacios a su elección, basados en una actividad particular. Los espacios son variados, con una calle central muy dinámica, como también un área central abierta en cada piso.

 

Todos llevan sus laptops y se conectan utilizando el sistema wireless de conexión, de modo que pueden trabajar desde cualquier lado. Macquarie ha reducido un 73% el consumo de papel y uno de los sorprendentes descubrimientos posteriores a los cambios es que el uso de ascensores se ha reducido un 50% ya que la gente elige subir caminando por las escaleras centrales.




 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?