| 3/16/2011 10:40:00 AM

Las mayores empresas argentinas de capital español mejoraron sus resultados

Nueve de las diez principales empresas argentinas controladas por capitales españoles mejoraron el año pasado sus resultados con respecto a los de 2009, en especial en los sectores de banca, hidrocarburos y autopistas.

Buenos Aires - Así se desprende del análisis de la temporada de presentación de balances anuales que acaba de concluir en la Bolsa de Buenos Aires, donde en 2009 sólo seis de las diez empresas consideradas habían logrado mejorar sus resultados.

En conjunto, esta decena de compañías registró en 2010 beneficios netos por importe de 9.228 millones de pesos argentinos (1.639 millones de euros), un 65% más que en 2009.

Ocho de las diez empresas cerraron el pasado ejercicio con ganancias y siete de ellas obtuvieron en términos porcentuales una mayor actividad que la lograda por su grupo accionarial de control.

Sólo dos cerraron en rojo, ambas controladas por el grupo Endesa: la distribuidora de electricidad Edesur, que pasó a pérdidas en 2010 por importe de 52,7 millones de pesos argentinos (9,3 millones de euros), y la generadora Central Costanera que, pese a perder 42,6 millones de pesos argentinos (7,5 millones de euros), las minoró un 58,5% frente a 2009.

En el primer caso, la distribuidora justificó sus cifras por dos cortes de suministro "extremos y excepcionales" por los que recibió millonarias multas y se vio obligada a anunciar un incremento del 30% en sus inversiones para 2011.

Mientras, la mayor productora de energía eléctrica de origen térmico de Argentina logró incrementar fuertemente sus ingresos por ventas y pasar a un resultado operativo positivo tras las pérdidas de 2009.

Pero la recuperación más sobresaliente la protagonizaron Autopistas del Sol (Ausol) y Grupo Concesionario del Oeste, ambas controladas por el grupo Abertis, que lograron ganancias tras varios balances anuales con pérdidas.

Ambas operadores de autopistas de peaje se vieron beneficiadas por un incremento de los vehículos circulantes y alzas tarifarias.

Ausol logró el año pasado una adhesión del 95,7% a una oferta para refinanciar deudas por importe de US$307 millones  y espera el cese de la intervención dispuesta por la Dirección de Vialidad de Argentina hasta que la firma restablezca su ecuación financiera-patrimonial.

Otro dato notable fue el incremento del 66,8% que el Bbva Banco Francés logró en sus ganancias netas el año pasado, hasta los 1.198 millones de pesos argentinos (212,7 millones de euros).

Uno de sus principales competidores, el Santander Río, obtuvo un beneficio de 1.600,9 millones de pesos argentinos (284,3 millones de euros), un 36,1% más que en 2009.

Estos resultados se registraron en un contexto en el que el sector bancario en Argentina incrementó sus ganancias globales un 48,7% gracias a un aumento de la actividad crediticia y mayores beneficios de las cuentas de inversión, entre otros factores.

La otra gran compañía que dio la nota en 2010 fue la petrolera YPF, cuyos beneficios netos crecieron un 66 por ciento, hasta los 5.790 millones de pesos argentinos (1.028,4 millones euros), acompañados por fuertes mejoras en el resultado operativo y en las ventas.

La firma, controlada por Repsol y que se ha consolidado como la mayor productora de hidrocarburos de Argentina, aporta cerca de dos tercios de los beneficios agregados de las diez mayores empresas argentinas de capital español.

También tuvo unos destacados resultados la constructora Dycasa, controlada por el grupo ACS y con fuerte componente de obras púbicas en su cartera de negocios, que mejoró un 47,4% sus beneficios en 2010.

La distribuidora Gas Natural BAN ganó 28,5 millones de pesos argentinos (5 millones de euros), un 37% más que en 2009, mientras que Telefónica de Argentina obtuvo un beneficio neto de 408 millones de pesos argentinos (72,4 millones de euros), con una mejora interanual del 7,9%.

 

(Efe)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?