| 2/16/2011 8:45:00 AM

Las ganancias de Telefónica en Brasil aumentaron un 8,8% en 2010

La operadora brasileña de telecomunicaciones Telesp, controlada por la española Telefónica, cerró 2010 con un beneficio de 2.400 millones de reales (unos 1.437 millones), un incremento del 8,8% con respecto a los datos de 2009, informó hoy la compañía.

Sao Paulo - La empresa atribuyó estos resultados, sobre todo, al crecimiento registrado en los contratos de banda ancha de internet, que alcanzó los 680.000 nuevos clientes, y al aumento de los usuarios de líneas fijas.

Según el balance divulgado hoy, los beneficios operacionales netos de la empresa en 2010 fueron de 15.756 millones de reales (unos US$9.434 millones).

Las inversiones en bienes de capital alcanzaron los 2.400 millones de reales (unos US$1.437 millones), un crecimiento del 9,9% en comparación con las cifras de 2009.

"Con estas fuertes inversiones y la calidad de nuestros servicios percibimos un aumento de la fidelidad de nuestros clientes, que nos dejan optimistas para los próximos años", afirmó la multinacional española en una nota.

Telesp cerró el pasado año con 3,3 millones de usuarios de banda ancha al crecer un 26%, el mayor incremento en la historia de la empresa, y acabó 2010 con 11,29 millones de líneas de telefonía fija.

La compañía también anunció hoy que, de cara a futuro, incrementará su oferta en los servicios de telefonía fija y móvil, internet de banda ancha y televisión por suscripción.

En el marco de esta expansión comercial, la filial brasileña de Telefónica ofrecerá nuevos servicios a través de su "pionera" red de fibra óptica residencial, a la que ya están adheridas 11,2 millones de viviendas y pequeñas y medianas empresas del estado de Sao Paulo.

 

(Efe)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?